Todos estamos inmersos en las redes sociales, y la evidencia demuestra que esto tiene un impacto sustancial significativo en nuestra salud, en los comportamientos de salud y en nuestra capacidad para cambiar los comportamientos. Sin embargo, a pesar de que estas redes son omnipresentes en el curso de la vida diaria, rara vez han sido utilizadas en estudios de intervenciones sobre conductas de salud.

La mayoría de las intervenciones existentes siguen centrándose en el comportamiento y las creencias a nivel individual y no abordan el papel influyente de los sistemas y entornos sociales de un individuo. En los últimos años, ha habido un creciente interés por comprender los efectos de las redes sociales en el comportamiento sanitario.

Revisión sistemática

En este sentido, un equipo de investigadores de la Queen’s University Belfast en Reino Unido, realizó una revisión sistemática y un metanálisis para indagar los resultados del comportamiento de salud de las intervenciones de redes sociales.

Los investigadores evidenciaron efectos significativos de las intervenciones en redes sociales sobre comportamientos y resultados de salud.

Para el estudio, los investigadores realizaron una revisión sistemática y un metanálisis de 37 estudios, incluidos 27 ensayos controlados aleatorios, que examinaron la efectividad de las intervenciones de redes sociales para los comportamientos y resultados de salud.

Los estudios se realizaron entre 1996 y 2018, se originaron en 11 países e incluyeron un total de 53.891 participantes. Los resultados contemplaron comportamientos de salud sexual, abuso de sustancias, dejar de fumar, dieta, actividad física, pérdida de peso y vacunas.

Los investigadores encontraron que la mayoría de las pruebas respaldaban los efectos significativos de las intervenciones de las redes sociales en los resultados de salud sexual, pero también hubo efectos estadísticamente significativos para las intervenciones sobre el abuso del alcohol, el bienestar, el cambio en un marcador de diabetes y dejar de fumar.

Un efecto significativo

El equipo pudo observar efectos tanto a corto como a largo plazo. En general, 22 de los 37 estudios incluidos tenían un alto riesgo de sesgo, y muchos estaban limitados por su dependencia de los resultados autoinformados. Sin embargo, también demostraron altas tasas de participación y retención que tienen el potencial de llegar a las poblaciones en riesgo.

Recientemente ha habido un creciente interés por comprender los efectos de las redes sociales en el comportamiento sanitario.

Estos resultados van en concordancia con la premisa de que las intervenciones en las redes sociales pueden tener un efecto significativo en una variedad de comportamientos y resultados de salud, tanto a corto como a largo plazo.

En referencia a los hallazgos del estudio, la doctora Ruth F. Hunter, catedrática en el Centro de Salud Pública de la Queen’s University Belfast y autora principal de la investigación, expresó:

“Recomendamos que la comunidad científica vaya más allá de los enfoques a nivel individual, para diseñar y probar intervenciones que usen el gran potencial de las redes sociales para mejorar los comportamientos y resultados de salud”.

Referencia: Social network interventions for health behaviours and outcomes: A systematic review and meta-analysis. Plos Medicine, 2019. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1002890