Desde el momento en el que el hombre logró domesticarlos, estos animales se han vuelto una parte indiscutiblemente notoria del día a día de las sociedades. Con ellos, la humanidad ha logrado evolucionar al trabajar lado a lado con estas criaturas para lograr sus objetivos.

La profesora asistente del Departamento de Biología Evolutiva Humana de la Universidad de Harvard, Erin Hecht, notó los cambios de personalidad que se vinieron dando en los perros desde entonces. Por ello, vio en ellos una posibilidad para estudiar y comprender los procesos evolutivos del cerebro humano.

Para poder dar inicio a este estudio, fue necesario que Hecht uniera fuerzas con el neurólogo veterinario de la Universidad de Georgia, Marc Kent. Gracias a él, ella tuvo acceso al material que requería para poder realizar los análisis.

Con estos datos, Hecht y Kent pudieron comparar efectivamente los tamaños y anatomía de los cerebros caninos. Finalmente, los resultados de este análisis se publicaron el 2 de septiembre en el portal en línea Journal of Neuroscience.

Este estudio llevó por título: “Notoria variación neuroanatómica entre las razas de perros domésticos”. Allí, Hecht, junto a sus compañeros de investigación Jeroen B. Smaers, William J. Dunn, Marc Kent, Todd M. Preuss y David A. Gutman, dio a conocer las conclusiones a las que pudieron llegar.

Un detalle oculto a simple vista

Los vemos y, técnicamente, lo sabemos. Después de todo, es imposible pensar que la forma del cerebro de un Chihuahua puede llegar a ser la misma que la de un San Bernardo. De hecho, se trata de un hecho físicamente imposible.

Sin embargo, pocas veces nos ponemos a pensar en profundidad en ello. El estudio de la profesora Hecht no solo ha probado finalmente de forma concisa lo que se sabía empíricamente, sino que ha traído a la palestra de conocimiento que tenemos de estos canes nuevos datos muy interesantes.

Gracias a lo que pudo observar, la forma del cerebro de los canes no se desarrolla únicamente debido a las características físicas. En realidad, también se ve influida por las tareas para las que las razas han sido creadas y mantenidas.

Como consecuencia, depediendo de esta anatomía cerebral, el can puede desarrollar diferentes personalidades asociadas directamente a la raza. Actualmente, es posible identificar 7 líneas de personalidad asociadas a la raza.

Perros de caza

Foxhound Americano

Una de las primeras variaciones caninas que los humanos usaron en su provecho fueron los perros de caza. Estos podían dividirse en dos grupos, aquellos capaces de cazar por olor y esos que lo hacen por vista.

Este tipo de perros tiende a ser tan inteligente como independiente. Por ello, a pesar de poder se entrenados, no son las razas más propensas a aprender a menos que sean adiestrados por un profesional. Entre las razas cazadoras más reconocidas están el Beagle y el Basset Hound. Asimismo, también podemos encontrar otras como el Foxhound americano, el Dachshund, el Greyhound y el Elkhound noruego.

Perros de pastoreo

Pastor Alemán

Al igual que los anteriores, estas razas han sido una excelente ayuda para los humanos y la constitución de sus poblaciones. Entre los más reconocidos podemos mencionar a los pastores alemanes, australianos y belgas, así como también los Collies, los Corgis y los Pulis.

Todos ellos se caracterizan por ser animales altamente inteligentes y entrenables debido a su alta disposición por complacer a sus dueños. Asimismo, suelen llevarse bien con todos –personas y otros animales. Por ello, son perfectos para grandes grupos familiares o para extensas propiedades con criaturas de diferentes especies.

Perros deportivos

Golden Retriever

Para estas razas, hay que tener en cuenta de que se tratan de seres extremadamente energéticos y alertas. Por este motivo, son perfectos para aquellos que lleven estilos de vida activos.

Asimismo, suelen ser muy sociables y fáciles de entrenar, por lo que también pueden desarrollarse como perros de asistencia o terapia. Dentro de esta categoría se encuentran los populares Golden Retrievers así como también otros como el Labrador Retriever, el Pointer y el Cocker Spaniel, por nombrar algunos.

Perros de trabajo

Husky Siberiano

Al igual de los que caza y de pastoreo, los perros de trabajo tienen una estrecha relación de ayuda con el hombre. Estos suelen ser animales tan fuertes como inteligentes. Por este motivo suelen participar en labores varias que pueden ir desde resguardar una propiedad hasta incluso halar trineos para transportar personas y mercancía.

Uno de los que actualmente representa a este grupo es el Husky Siberiano. No obstante, también se encuentran en este grupo otros altamente conocidos como el San Bernardo, el Gran Danes, el perros de agua portugués, el Akita y el Boxer.

Perros Toy

Chihuahua

Estas pequeñas criaturas se han destacado por sus pequeños cuerpos y grandes personalidades. Esta raza fue específicamente cridada para ser una compañía. Por ello, tienden a ser muy leales y a veces incluso un poco territoriales.

No necesariamente son sociables con otros perros o personas, ello puede depender de su crianza, por lo que pueden ser buenas alternativas para personas solteras o sin hijos ni otras mascotas. Entre los más populares de este grupo se encuentran los Chihuahuas y los Pugs, sin mebargo, también están otras razas como el Maltese, el Pomeranian y el Greyhound italiano.

Perros Terrier

Jack Russell Terrier

Existe una vasta línea de variedades dentro de la raza de los Terriers. No obstante, todas se destacan por su gran energía y lo cómicos que pueden llegar a ser.

Sus tamaños varían exponencialmente pero su energía no. Todos y cada uno de ellos estarán siempre dispuestos a ladrar, saltar y cazar a cualquier cosa cercana a su hogar. Por ello, si tienes un Jack Russell, un Rat Terrier, un Schnauzer miniatura o un Terrier escoces, por decir algunos, debes prepararte para invertir tu tiempo y energía en ellos.

Perros de trabajo (retirados)

Dálmata

Así como los antes mencionados aún en la actualidad pueden ofrecer sus labores para actividades diarias del hombre, existen algunos cuyos servicios no son ya necesarios. Estos se tratan de las razas cuya propósito inicial de cría ya no aplica en la sociedad moderna.

Algunos ejemplos de ello son los Bulldogs y los Dalmatas. No obstante, estos han logrado ubicarse en otras labores en la sociedad como animales de defensa o de rescate.

Las personalidades de este grupo suelen variar debido a la todas las funciones u orígenes que pudieron tener. Por esto, las personas que busquen un compañero en este grupo, deberán evaluar personalmente las características del animal.

Referencia:

Significant neuroanatomical variation among domestic dog breeds: https://www.jneurosci.org/content/early/2019/08/30/JNEUROSCI.0303-19.2019