La isla de Hawái es uno de los vértices del triángulo de 30 kilómetros cuadrados que representa Polineasia, una de las subregiones en las que la Organización de las Naciones Unidas ha dividido al mundo.

Para los hawaianos, la palabra “maoli” puede significar “nativo”, “indígena”, “verdadero”, “real”. De manera similar, “maorí”, una palabra proveniente de la lengua maorí, significa “común” o “normal”. Este pueblo también forma parte de la Polinesia Oriental, y actualmente se ubican en Nueva Zelanda.

A pesar de que el significado de su nombre se refiere a lo normal o auténtico, lo cierto es que su historia sigue siendo bastante intrigante a pesar de los numerosos hallazgos arqueológicos y análisis genéticos aplicados a su población.

Los maoríes probablemente llegaran desde islas ubicadas más al norte como Rarotonga o Tongatapu, y su viaje a las islas de Nueva Zelanda lo hicieran en varios viajes épicos en canoa, o waka como ellos la llaman, durante un largo tiempo. Según los registros existentes, su llegada pudo haber ocurrido en el siglo XIII.

¿Cuál es el origen de los maoríes?

New Zealand, Mural, Maori, Rock, Water, Sea, Relief
Los maoríes llegaron a Nueva Zelanda navegando por el mar en enormes canoas llamadas wakas entre los siglos X y XIV.

Cuando los europeos llegaron a Nueva Zelanda, esta estaba poblada por pueblos maoríes que parecen haberse establecido allí luego de prolongadas migraciones que se iniciaron en el siglo X y concluyeron en el siglo XIV, desde la Polinesia oriental, especialmente desde las islas Cook e incluso Hawái. De modo que es probable que los maoríes se asentaran en la zona entre los años 800 y 1300.

Ahora bien, no existe prueba algun de que haya habido civilización humana alguna en Nueva Zelanda antes de la llegada de los viajeros maoríes. Las historias contadas por los maoríes indican que sus antepasados, provenientes de Hawaiki, una tierra legendaria en la parte tropical de Polinesia, usaron wakas para cruzar los océanos y llegar a su nuevo hogar. Según sus leyendas, fueron en siete de estas enormes barcas que fueron las que definieron las siete tribus originarias.

Al llegar a Nueva Zelanda, los maoríes encontraron un nuevo territorio al cual tuvieron que adaptarse, cambiando así su configuración económica y social a la nuevaas condiciones ambientales. Estaban aislados del resto del mundo, y quizás por ello lograron convertirse en una población muy fuerte culturalmente, conservando sus tradiciones y creencias incluso hasta nuestros días.

Una cultura fuerte y con un alto sentido de pertenencia

Wood, Carving, Man, Woman, Pair, Old, Maori
Los maoríes son descritos en la historia como guerreros feroces que lucharon contra los colonizadores europeos y lograron mantener su cultura a lo largo del tiempo.

La cultura maorí, además de antigua, cuenta con valores muy arraigados que siguen presentes en la vida cotidiana de sus integrantes. Estos conforman un símbolo del cual se enorgullecen y distinguen de otras culturas similares.

Volviendo al tema de los viajes que los llevaron a Nueva Zelanda, estos marcaron pauta en su identidad. Los maoríes son considerados aventureros, atrevidos, ingeniosos y, como es de esperar, como los mejores navegantes de todos los tiempos.

A pesar de que los españoles y los ingleses llegaron posteriormente a las islas e intentaron imponer su propia cultura sobre la de de los maoríes, estos se mantuvieron fuertes y lucharon contra la colonización.

Para inicios del siglo XIX, había miles de europeos conviviendo con los los maoríes en Nueva Zelanda, los cuales eran considerados desde esclavos hasta consejeros de alto nivel. Incluso, muchos de estos prisioneros abandonaban la cultura europea y llegaban a identificarse como maoríes.

Michael King, un historiador neozelandés y autor de la obra The Penguin History Of New Zealand, se refiere a los maoríes como “la última comunidad humana en la Tierra intocada y no afectada por el resto del mundo”. A pesar de ello, la conquista europea en las islas redujo considerablemente la población nativa.

El significado de los tatuajes maoríes

Uno de los rasgos más característicos de los maoríes son sus tatuajes, a los que llaman “moko” o “ta moko”, y que son un elemento importante en su identidad y el recuerdo de sus orígenes.

Los indígenas se tatuaban el rostro para diferenciarse de otras tribus. Así también, como ávidos guerreros, plasmaban en su piel la historia de sus batallas con tatuajes que pasaban de padres a hijos como una herencia invaluable. Esta tradición se mantiene aún en la actualidad.

Discriminación maorí en Nueva Zelanda y tendencia al alcoholismo

Maori, Man, Making A Face, New Zealand, Culture
A pesar de su resistencia, el pueblo maorí, como muchos pueblos indígenas en el mundo, han sufrido de discriminación dentro de Nueva Zelanda. Esto parece estar vinculado de alguna forma con el consumo peligroso de alcohol entre sus nativos.

Hasta ahora, la historia maorí suena como un cuento épico y fantástico de indígenas que lograron resistir la colonización europea. Sin embargo, nada tan lejos de ello. Quizás a causa de su alto sentido de pertenencia, existen grandes barreras entre ellos y el resto de la población neozelandesa, y la discriminación ha logrado ser un problema social de peso en el país.

Esto fue confirmado por Taylor Winter, una estudiante de la la Universidad Victoria de Wellington, quien encontró que las experiencias de discriminación vividas por los maoríes parecen hacerlos más propensos al consumo de alcohol a niveles peligrosos.

Para su estudio, Winter y su equipo reunieron la información de un poco más de 10 mil participantes identificados como europeos de Nueva Zelanda o maoríes en la Encuesta de salud de Nueva Zelanda entre 2016 y 2017.

Entre los datos recolectados, además de elementos demográficos como el sexo, la edad y la etnia, también estaba la prueba de identificación del trastorno por consumo de alcohol (AUDIT) y experiencias de discriminación.

En comparación con los europeos que habitan Nueva Zelanda, los maoríes eran mucho más propensos a la discriminación, quizás por su origen étnico y el resentimiento derivado de las luchas suscitadas en la época de colonización. Y este rechazo está asociado bajo algún mecanismo aún desconocido con los niveles elevados de consumo de alcohol entre los indígenas, según indican en su publicación:

“Los maoríes tenían más probabilidades de sufrir discriminación que los europeos de Nueva Zelanda, y tanto la identificación de los maoríes como la discriminación se asociaron con niveles elevados de consumo de alcohol peligroso. La asociación entre la etnia maorí en el consumo peligroso de alcohol estuvo parcialmente mediada por la discriminación”.

Según explica Taylor, los investigadores sospechaban que había una relación entre los niveles de consumo de alcohol más elevado y las experiencias de discriminación entre los maoríes, y con este estudio confirmaron dicha teoría. Encontraron que el riesgo de consumo de alcohol peligroso en esta comunidad era 35 por ciento superior:

“Así que esperábamos encontrar una asociación positiva entre la experiencia de discriminación racial y el uso peligroso de alcohol entre los maoríes de Nueva Zelanda, y de hecho las experiencias percibidas de discriminación explicaron aproximadamente el 35 por ciento del aumento del riesgo de consumo peligroso observado en maoríes”.

El Tribunal de Waitangi y la Comisión de Calidad y Seguridad de la Salud en Nueva Zelanda han constatado en informes reciente que existe un racismo institucionalizado en el sistema de salud médica del país, por ejemplo, lo cual da mayores bases a los hallazgos de Taylor.

“Una cosa que debemos tener en cuenta es que la investigación sobre la discriminación no lleva a las personas a considerar que la discriminación es insoluble y, como resultado, incumbe a los maoríes para mejorar en el tratamiento de la discriminación. La responsabilidad debe estar en cambiando la cultura actual en Aotearoa, Nueva Zelanda, donde el racismo cotidiano y el racismo estructural son lugares comunes”.

Según la investigadora, aún es muy pronto para concluir que la discriminación es la causa directa del mayor riesgo de consumo peligroso entre los maoríes, sin embargo, es bastante claro que existe una relación entre ellos.

Destaca como principal limitación el hecho de que este estudio se ha hecho en un solo punto en el tiempo. Sin embargo, espera realizar una encuesta longitudinal por medio de la cual se puedan recolectar datos de estos nativos en varios puntos de tiempo para, de esta manera, observar el impacto de la discriminación en su comunidad a lo largo del tiempo.

Partiendo de ello, podríamos empezar a pensar en algunos métodos que permitan reducir el consumo de alcohol peligroso en dicha población y de esta forma, dar un paso más en la reducción de la discriminación en la cual se ha hecho tanto hincapié. El ser considerados por el sistema de salud neozelandés en un aspecto tan específico como este podría incluso resultar halagador para el pueblo maorí, quién sabe.

Referencia:

Association between experience of racial discrimination and hazardous alcohol use among Māori in Aotearoa New Zealand. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/add.14772

Nueva Zelanda. https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/paises/pais/show/nueva-zelanda/