Quienes suelan pasar tiempo frente a una pantalla, sobre todo trabajando, seguro habrán notado que es más cómodo leer bajo ciertas combinaciones de colores. Semanas atrás hablamos de que a pesar de que la estructura tradicional de fondo blanco y letras negras resulta bastante amena y es más fácil de digerir la información que leemos. Sin embargo, el modo nocturno parece ser más recomendable para la vista.

Ahora bien, a todos nos ha pasado que queremos leer o investigar sobre algún tema en Internet, y nos topamos con una página muy plana en la que se nos presenta una gran cantidad de párrafos extensos y con pocas o ninguna imagen en la cual recapitular la información. Esto también resulta bastante pesado para nuestra lectura.

Es por ello que nuestra atención y mayor retención de la información también dependerá de la ubicación del texto en la pantalla, así como también de la cantidad que se nos presente dentro de ella. Esto fue corroborado por los investigadores de la Universidad HSE Elena, que publicaron sus hallazgos en la revista Advances in Cognitive Psychology.

Gracias a estas neuronas podemos evocar recuerdos muy específicos

El procesamiento según la ubicación y la cantidad de palabras

El hemisferio derecho procesa la información proveniente del campo de visión izquierdo, y el hemisferio izquierdo procesa la proveniente del campo de visión derecho.

Los investigadores estaban interesados en determinar cómo influyen la ubicación y la cantidad de palabras en la velocidad de procesamiento y precisión del cerebro humano, en vista de que las funciones cognitivas están divididas entre sus hemisferios.

Como muchos saben, el hemisferio derecho del cerebro recibe la información recibida del campo de visión izquierdo, como la información ubicada en el lado izquierdo de una pantalla. Por su parte, el hemisferio izquierdo procesa las imágenes provenientes del campo de visión derecho.

El primer aspecto a evaluar fue la búsqueda visual. Para ello, plantearon un experimento en el que mostraron a los participantes una carta, la cual se les solicitó que buscaran posteriormente.

Luego se les mostró una palabra o un conjunto aleatorio de letras en el lado izquierdo o derecho de una pantalla, o bien se les mostraron dos estímulos en ambos lados de la pantalla al mismo tiempo. Los participantes debieron localizar la letra objetivo lo más rápido posible y presionar una tecla específica en la consola al momento de hacerlo.

Los investigadores prestaron atención al tiempo de reacción y de precisión de sus respuestas como factores influyentes en el procesamiento de la información visual en los diferentes hemisferios del cerebro. Encontraron que los hemisferios izquierdo y derecho aplican estrategias diferentes en el procesamiento del texto.

Las conexiones cerebrales nos alertan de enfermedades como la demencia antes de que aparezcan

¿Cómo procesan la información los hemisferios izquierdo y derecho?

Cuando los participantes observaron una palabra familiar en la pantalla, el hemisferio izquierdo de los diestros la procesó de una manera mucho más integran y la encontraron más rápido luego. En cambio, el hemisferio derecho llevó a cabo una búsqueda mucho más lenta y minuciosa en la que verificaba cada letra de la secuencia.

En cambio, cuando las letras que se les presentaron no escondían ningún sentido, el funcionamiento fue bastante diferente. El hemisferio izquierdo se comportó de manera similar al derecho en el ejemplo anterior, y procesó letra por letra, mientras que el derecho los procesó de manera rápida y holística.

El cerebro procesa la información dependiendo de la cantidad

El cerebro procesa la información de manera diferente dependiendo de la cantidad y de la ubicación de esta. Suele ser simultánea cuando es mucha, mientras que es secuencial cuando es poca.

Los investigadores también constataron que el cerebro humano procesa los textos de manera diferente dependiendo de la cantidad de información que se le presente en la pantalla.

Según indica Elena Gorbunova, autora del estudio, nuestro cerebro intenta ser práctico en el procesamiento de la información. Cuando se nos presentan palabras simultáneas a la izquierda y a la derecha, las procesa al mismo tiempo. Cuando la información es escasa, se lo toma con más calma y las procesa una a la vez.

“Cuando hay mucha información, es decir, cuando necesitamos procesar dos palabras a la izquierda y a la derecha, nuestro cerebro comienza a ahorrar energía y procesa las palabras simultáneamente. Cuando no hay suficiente información, el cerebro se relaja y procesa la información secuencialmente. Por lo tanto, al colocar texto en la pantalla, debe controlar cuánta información está presentando al usuario”.

Estos hallazgos son importantes para el entendimiento de la forma en que funciona nuestro cerebro. Pero más allá de esto, puede sentar las bases para nuevas formas de interfaces más convenientes para el procesamiento de la información, e incluso para el desarrollo de estrategias que ayuden en condiciones como la dislexia.

Referencia:

The Brain Processes Words Placed on the Right Side of a Screen More Quickly. https://iq.hse.ru/news/304762887.html

Visual Search for Letters in the Right Versus Left Visual Hemifields. http://www.ac-psych.org/en/issues/volume/15/issue/2#art260

Más en TekCrispy