La Luna, ha sido para la humanidad una eterna compañera. A medida que las sociedades avanzaban, la forma de verla también iba mutando. En un principio, ella se trató de una deidad para muchos, una a la que había que adorar e incluso presentar ofrendas.

Luego, pasó a ser un gran componente del imaginario cultural. Algunos ejemplos de ello se pueden ver en obras cinematográficas como las de Meliés o en escritos literarios de ciencia ficción como el “Viaje a la Luna” de Julio Verne.

No obstante, la imaginación de estos dos genios creativos no estuvo tan lejos de la realidad. De hecho, sus imaginarios prototipos de naves espaciales luego se vieron confirmados por los más reales que llegaron durante la era espacial de los 60.

Luego de que el hombre puso su pie en la Luna, poco a poco el interés en este tema comenzó a decaer. No obstante, en la actualidad existen departamentos en variados países, como la India, que continúan trabajando para conseguir realizar esta meta.

La nave india ha realizado su primer movimiento

Hasta la fecha, la nave india destinada a realizar el aterrizaje en la Luna no había dado muchas novedades sobre su estado. No obstante, recientemente se confirmó que este fin de semana esta se había separado de su orbitador.

Ello implica un cambio en la ruta que se tenía planeada para el aterrizaje. Asimismo, la región sureña de la Luna que había sido planteada como su destino final, tal vez sea modificada.

No obstante, hasta la fecha el Departamento de Investigación Espacial de la India no ha hecho un pronunciamiento al respecto. En realidad, solo comentaron que tanto la nave como el orbitador se encontraban “en buena forma”. Con ello, intentaron hacer saber que, sea cual sea la situación, al parecer la tienen controlada.

Algunos detalles sobre el Chandrayaan-2

El Chandrayaan-2 es el sucesor del Chandrayaan-1 que tuvo la misión de visitar y orbitar la Luna en el 2008. Desde entonces, los científicos indios han estado trabajando en esta nueva misión que no solo permitirá orbitarla, sino aterrizar en ella.

La fecha de lanzamiento de esta nueva nave tuvo que ser postpuesta hasta el 22 de julio de este año por algunas posibles fallas técnicas que hubo que corregir. Luego de ello, el despeque fue un éxito y no se habían presentado novedades o anomalías desde este.

Ahora, el Chandrayaan-2 que en sánscrito significa literalmente “nave de la Luna”, se encuentra muy cerca de cumplir su cometido. Sin embargo, no se sabrá del verdadero éxito de esta misión hasta que se confirme un aterrizaje exitoso.

De lograrlo, india pasaría a ser el cuarto país en todo el mundo que habrá sido capaz de lograr esta proeza. Siendo solo superado por los conocidos participantes de la carrera espacial Estados Unidos y Rusia –en ese entonces conocida como Unión Soviética–, además de China.

¿Cuál es la meta detrás de este lanzamiento?

Básicamente, la misión que tiene esta nave es la de investigar su superficie, específicamente los yacimientos de agua que fueron descubiertos en previas investigaciones. Con ello, sería posible recopilar más información acerca de este satélite natural, tanto de lo que fue, lo que es y lo que podría ser.