BrightQuest Treatment Centers

Trabajo, cenas con amigos, compartir con la familia, cada día la agenda de las personas se vuelve más agitada y muchas veces nos cuesta organizar el tiempo para poder compartir con todos. Incluso se nos dificulta pasar tiempo con nuestra pareja por lo que actualmente nos vemos obligados a utilizar herramientas para administrar pero lo cierto es que muchas veces esto no resulta ser buena idea.

Google Calendar es una de las herramientas más utilizadas para administrar nuestro tiempo, a la hora de realizar actividades laborales, planificar nuestros viajes o salidas, pero también cuenta con una característica que actualmente utilizan los millenials pues pueden compartir la agenda con alguien más, por ejemplo tu pareja.

Google Calendar compartido

El Gcal como también se conoce, es una característica de esta poderosa herramienta de Google para compartir tu cronograma con otras personas, y aunque no lo creas existen muchas parejas que la utilizan.

Esto se debe a que es muy fácil de usar y solo necesitas tu correo electŕonico para acceder, por lo que solo planificas tus citas y desde la opción del menú calendario eliges con quien compartirlo.

Esto permite que a ambos les lleguen notificaciones de salidas o citas, tal vez los paseos familiares, sin duda a las parejas les encanta, pero Google Calendar podría ser tu amigo más cruel cuando la situación cambia.

Rompiendo corazones

Un reporte reciente revela cómo algunas personas pueden sufrir una ruptura amorosa más de lo normal, gracias a los crueles recordatorios de Google Calendar.

Y es que al parecer las notificaciones o recordatorios de eventos, viajes cancelados  o hasta el recordatorio del aniversario puede ocasionar resultados fatales principalmente para las relaciones a distancia.

Lo peor de todo es cuando la persona decide dejar de compartir su agenda contigo, tal como describió una de las afectadas: Fue bastante duro”, dijo una de las personas según el medio.

Otra chica reveló que cuando se separó de su novio después de una relación de tres años, su Google Calendar compartido se contribuyó con su tristeza pues según la víctima: “Habíamos planeado mucho en el calendario compartido, incluidos muchos eventos familiares con su familia”, dijo. “Lo peor fue que obviamente no se dio cuenta de que todavía estaba agregando ‘eventos’ al calendario después de que nos separamos”.

Otra pareja que rompió después de siete años decidió dejar de seguir sus redes sociales y de compartir el calendario, en una decisión de mutuo acuerdo –y hasta ahora lo entendemos.

Como puedes ver, las herramientas que utilizamos en la web o que facilitan nuestra vida podrían ser perjudiciales y no solo cuando hablamos de privacidad, sino también en nuestra vida personal.