Cuando hablamos de potasio, solemos pensar en plátano, esa deliciosa fruta tropical que ha llegado a convertirse en una de las más importantes tanto para comunidades rurales como urbanas en todo el mundo.

Se trata de una fruta muy versátil que estando madura puede consumirse sin cocinarse previamente, o bien puede prepararse de diferentes formas como complemento dulce en alguna comida. Gracias a ello, a su alta calidad nutricional y de aportar saciedad, el plátano es muy valorado en la cocina de muchos países.

No es de extrañar que se producción también sea a gran escala. Los países de Sudamérica son reconocidos productores de la fruta, destacando Brasil como el cuarto mayor productor. Pero también destacan gigantes asiáticos como India, el mayor productor y consumidor a nivel mundial.

Ahora bien, es bueno acotar un evento bastante curioso en torno al cultivo de esta fruta. Unos 27 países, que representan el 86 por ciento de la producción mundial del banano de postre, aumentaron sustancialmente el rendimiento de los cultivos desde 1961 como resultado del cambio climático, que creó que las condiciones idóneas para ello.

Sin embargo, el paso acelerado que lleva el calentamiento global, recientemente catalogado como más rápido de lo esperado, podría revertir este escenario. El hecho es que un nuevo estudio ha revelado que el cambio climático podría afectar negativamente el cultivo de plátano en varios de los países productores y exportadores más importantes del mundo.

10 países productores de plátano se verán afectados

Un equipo de investigadores se propuso evaluar la sensibilidad de la productividad o rendimiento global del banano de postre ante los cambios climáticos aplicando técnicas de modelado sofisticadas.

El plátano es una fruta de alto valor de exportación, y representa parte importante de los ingresos de países como Ecuador y Costa Rica.

El resultado fue bastante desalentador considerando que el cambio climático suscitado en las últimas décadas había estimulado su producción. Se encontró que para 2050, este efecto positivo disminuirá de manera significativa, y las ganancias en torno a la producción del plátano podrían reducirse, e incluso desaparecer si los cambios continúan a esta velocidad.

El pronóstico planteado indica que 10 países, entre los cuales figuran los gigantes productores de plátano, India y Brasil, verán una disminución significativa en los rendimientos de los cultivos. En la lista se incluyen otros países como Colombia, Costa Rica, Guatemala, Panamá y Filipinas, de los cuales todos son grandes exportadores de la fruta.

Aunque a pesar de ello, destacan que mientras estos podrían verse afectados, otros países como Ecuador y Honduras, así como varios países africano, podrían experimentar una mejora en el rendimiento de sus cultivos.

El Dr. Bebber, profesor titular de Biociencias de la Universidad de Exeter, y líder del equipo de investigación ha mencionado a las enfermedades como Fusarium Wilt en los plátanos y el cambio climático como dos grandes problemas que enfrentan dichos cultivos:

“Estamos muy preocupados por el impacto de enfermedades como Fusarium Wilt en los plátanos, pero los impactos del cambio climático han sido ignorados en gran medida. Habrá ganadores y perdedores en próximos años, y nuestro estudio puede estimular a los países vulnerables a prepararse mediante la inversión en tecnologías como el riego”.

Y tal como indica, habrá ganadores y perdedores, sin embargo, lo ideal sería poder encontrar un equilibrio que no afecte de manera demasiado drástica la economía de los países afectados. Para ubicarnos mejor en el contexto, usamos de ejmplo a Gran Bretaña, que compra más de cinco mil millones de plátanos cada año, y el Reino Unido que, representa el siete por ciento del mercado de exportación global.

El plátano es un producto de comercio internacional puede puede ser un ingreso clave para economías locales y nacionales. De hecho, en países como Ecuador y Costa Rica, esta fruta y sus derivados representan el segundo mayor producto agrícola de exportación, y de ahí su importancia.

Varun Varma, investigador de la Universidad de Exeter y autor del estudio, considera que es necesario un intercambio de ideas para abordar el problema, muchas de las cuales se encuentran dispersas en los países productores de plátano.

De ser así, entonces las medidas necesarias para contrarrestar las pérdidas de rendimiento previstas debido al cambio climático deben comenzar a aplicarse de inmediato.

Referencia:

Climate change impacts on banana yields around the world. https://www.nature.com/articles/s41558-019-0559-9?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+nclimate%2Frss%2Fcurrent+%28Nature+Climate+Change+-+Issue%29