Después de pasar por Puerto Rico y las Islas Vírgenes, dejando un daño más ligero de lo esperado, Dorian, el segundo huracán de la temporada 2019, sigue su rumbo con destino a la península de Florida, lo que ha provocado reacciones importantes en la población.

Los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes manifestaron que se espera que la tormenta de Categoría 1 se convierta en Categoría 4, potencialmente catastrófica, con vientos de 209 kilómetros por hora (130 mph) y golpee a los Estados Unidos el lunes en algún lugar entre los Cayos de Florida y el sur de Georgia, un impreciso tramo de 800 kilómetros que genera un alto grado de incertidumbre en la población.

Cada vez más amenazante

Al final de la mañana del jueves, Dorian se encontraba a unas 355 kilómetros (220 millas) al noroeste de San Juan, Puerto Rico, y sus vientos soplaban a 140 km/h mientras se movía hacia el noroeste, rumbo a Florida a unos 20 km/h (13 millas por hora).

Ante la inminente llegada del fortalecido huracán Dorian, los residentes de Florida se abastecen copiosamente.

La trayectoria proyectada del Centro Nacional de Huracanes (NHC) estima que la tormenta haga contacto a con territorio continental aproximadamente en la mitad de la costa de la península de Florida, al sureste de Orlando y al norte de Miami. Pero debido a la dificultad de predecir su curso, el “cono de incertidumbre” cubrió casi todo el estado.

El investigador Brian McNoldy, catedrático en el Departamento de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Miami, se refirió a Dorian comentando:

“Se espera que la tormenta recoja vapor a medida que avanza hacia aguas cálidas con vientos favorables. A partir de mañana (sábado), la amenazante tormenta no tendrá obstáculos en su camino”.

Llegada inminente

Ante este preocupante panorama, los residentes de Florida se preparan para la inminente llegada del huracán Dorian, la cual se espera se produzca el lunes.

En medio de sentimientos de angustia, muchos habitantes del estado literalmente vaciaron los estantes de agua embotellada y otros insumos básicos, mientras que otros hicieron colas en las estaciones de servicio para abastecerse de combustible.

Luego de pasar por varias islas del Caribe, el huracán Dorian sigue su rumbo hacia Florida.

El gobernador Ron DeSantis declaró el estado de emergencia, allanando el camino para traer más combustible y llamar a la Guardia Nacional si es necesario, y los gobiernos locales distribuyeron sacos de arena.

Algunos residentes utilizaron grupos comunitarios de Facebook para compartir actualizaciones de las tiendas de comestibles que reciben nuevos envíos de agua.

En el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, la NASA decidió trasladar la plataforma de lanzamiento móvil para su nuevo mega cohete en desarrollo. Un concierto de los Rolling Stones programado para el sábado en el Hard Rock Stadium cerca de Miami se pospuso.

Royal Caribbean, Carnival y Norwegian comenzaron a redirigir sus cruceros. Las principales aerolíneas comenzaron a permitir a los viajeros cambiar sus reservas sin cargo.

Jeff Byard, administrador de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), advirtió que es probable que el huracán Dorian cree estragos en la infraestructura, el suministro de energía y las carreteras, pero aseguró que FEMA está preparada para responder y asegurar la integridad de los ciudadanos.

Referencia: Hurricane Dorian. National Hurricane Center and Central Pacific Hurricane Center, 2019. https://bit.ly/2PhS0gI