Una de cada seis parejas que tratan de concebir experimenta infertilidad y muchas buscan tratamiento que involucran la implementación de técnicas de reproducción asistida. En la última década, múltiples estudios relacionaron la fertilidad con factores ambientales y opciones de estilo de vida, incluyendo el uso de drogas.

La marihuana es la droga ilícita más consumida en el mundo. Su uso frecuente por parte de mujeres y hombres en edad reproductiva es motivo de preocupación, dada la escasez de datos sobre sus posibles efectos en la reproducción.

Impacto en la fertilidad

Hasta la fecha, muy pocas investigaciones han evaluado en ambos miembros de la pareja la relación entre el hábito de fumar marihuana y la fertilidad.

Los investigadores encontraron que los hombres que fuman marihuana pueden tener una mejor oportunidad de tener un bebé con su pareja femenina.

A fin de estudiar más a fondo esta cuestión, un equipo de investigadores evaluó la relación entre fumar marihuana y los resultados del tratamiento de la infertilidad entre parejas que asisten al centro de fertilidad del Hospital General de Massachusetts.

Para el estudio, el equipo analizó la información de 200 parejas que se sometieron a un tratamiento de fertilidad entre los años 2005 y 2017. Los investigadores también incluyeron datos de otras 220 mujeres que se sometieron a un tratamiento de fertilidad, pero no tenían una pareja.

Se preguntó a los participantes si estaban usando marihuana actualmente, si habían usado la droga en el pasado o si nunca la habían usado.

En general, el 44 por ciento de las mujeres y el 61 por ciento de los hombres en el estudio informaron que habían fumado marihuana en algún momento de sus vidas. Pero solo 12 mujeres (3%) y 23 hombres (12%) informaron que eran usuarios activos de la común droga.

Resultados inesperados

Entre las mujeres que informaron que fumaban marihuana y quedaron embarazadas durante el estudio, más del 50 por ciento experimentó una pérdida de embarazo, en comparación con el 26 por ciento de las mujeres que habían consumido marihuana en el pasado o que nunca habían usado la droga, un hallazgo que sugiere que el consumo de marihuana entre las mujeres puede estar relacionado con peores resultados del tratamiento de infertilidad.

Por otro lado, entre las parejas cuya pareja masculina era un usuario actual de marihuana, el 48 por ciento eventualmente tuvo un nacimiento vivo, en comparación con solo el 29 por ciento de las parejas cuya pareja masculina era un ex consumidor de marihuana o que nunca la habían usado.

Una de cada seis parejas que tratan de concebir experimenta infertilidad y muchas buscan tratamientos reproducción asistida.

Para los autores se trató de un hallazgo inesperado, ya que habían planteado la hipótesis de que fumar marihuana no estaría relacionado con los resultados de fertilidad en hombres o mujeres, como ha sido el caso en estudios anteriores.

Aun así, estos resultados no significan que los hombres deberían comenzar a fumar marihuana para aumentar su fertilidad. Solo un pequeño número de participantes dijo que fumaba marihuana en el momento de sus tratamientos de fertilidad, lo que reduce la fuerza de los resultados. A lo sumo, estos resultados sugieren que la marihuana puede no tener un efecto nocivo sobre la fertilidad de los hombres.

Por otro lado, los investigadores no creen que sus hallazgos deban tomarse como evidencia de que la marihuana tiene un efecto beneficioso para los hombres sometidos a un tratamiento de fertilidad.

Referencia: Marijuana smoking and outcomes of infertility treatment with assisted reproductive technologies. Human Reproduction, 2019. https://doi.org/10.1093/humrep/dez098