Una de las grandes preocupaciones que llega a la mente de los filósofos y científicos al hablar de la expansión de la humanidad a otros lugares del universo es precisamente que repitamos los mismos errores que en la Tierra.

Con ello no solo nos referimos a nuestra poca gestión de conservación de la naturaleza, sino también a los malos hábitos que suelen desarrollar los seres humanos conforme avanzan en su vida.

Pero tal parece que este miedo parece estar haciéndose realidad, pues una noticia reciente ha revelado el que podría ser el primer delito cometido en el espacio, que pudo haber ocurrido a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) según un artículo publicado por la reconocida de noticias New York Times.

Anne McClain, una astronauta de la NASA que tripulaba la Estación Espacial Internacional, está siendo acusada por su ex esposa, Summer Worden, una ex oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea, de haber ingresado a su cuenta bancaria personal desde una computadora afiliada a la NASA a bordo de la EEI.

El primer robo de identidad en el espacio

Anne McClain, una distinguida astronauta de la NASA a bordo de la EEI, ha sido acusada por su ex pareja de invasión a la privacidad por ingresar a sus cuentas desde el espacio.

La ruptura de la pareja, que data del año pasado, ha sido bastante problemática, pero a pesar de ello, aún se relacionan en la crianza de sus hijos. Esto incluye, como es de esperar, el manejo de las finanzas relacionadas con ellos, que aparentemente es monitoreada frecuentemente por ambas.

Summer Worden comenzó a sospechar que su cónyuge separada aún manejaba sus cuentas bancarias, por lo que decidió llamar al banco para solicitar información sobre la ubicación de los equipos en los cuales se había iniciado sesión recientemente con sus credenciales. Cuando le respondieron, encontró que una ubicación era una red informática registrada en la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio.

McClain, quien estuvo estacionado a bordo de la EEI desde diciembre de 2018 hasta junio de 2019, reconoció recientemente que en efecto accedió a la cuenta bancaria de Worden, pero la razón para ello fue simplemente monitorear las finanzas que aun maneja junto a su ex pareja.

De hecho, McClain reconoció que en el pasado había usado la misma contraseña para acceder a la cuenta de Worden, pero desde la Tierra, a fin de asegurarse de que hubiera suficiente dinero para el cuidado de su hijo de 6 años. A su parecer, esto no está mal pues solo continuaba con los hábitos típicos que venían llevando sobre la crianza, según declara en su cuenta oficial de Twitter.

“Hemos pasado por una separación dolorosa y personal que ahora desafortunadamente está en los medios. Aprecio la gran cantidad de apoyo y me reservaré comentarios hasta después de la investigación. Tengo total confianza en el Inspector General del proceso”.

¿Qué opina la NASA al respecto?

McClain estuvo a bordo de la EEI desde diciembre de 2018 hasta junio de 2019, y no ha sido más que elogiada por la NASA por sus logros profesionales dentro de la organización, y se negaron a emitir comentario alguno sobre su vida personal. Según un comunicado publicado en Space.com, los funcionarios dijeron lo siguiente:

“La teniente coronel Anne McClain tiene una exitosa carrera militar, realizó misiones de combate en Irak y es uno de los principales astronautas de la NASA. Hizo un gran trabajo en su misión más reciente de la NASA a bordo de la Estación Espacial Internacional. Al igual que con todos los empleados de la NASA, la NASA no hace comentarios sobre asuntos personales o de personal”.

Esta supuesta invasión a la privacidad está siendo investigada por la Oficina del Inspector General de la NASA, como indicó McClain en su tuit. Los funcionarios se han puesto en contacto con ambas a fin de aclarar la situación.

A partir de ello, conviene aclarar que el hecho de encontrarse en el espacio, no implica que se esté exento de la ley. Desde hace un buen tiempo, las cinco agencias espaciales involucradas en la estación espacial, de Estados Unidos, Rusia, Japón, Europa y Canadá tienen procedimientos claros para la gestión de cualquier aspecto legal que involucre a los astronautas de dichas naciones mientras orbitan la Tierra.

Y tal como indica Mark Sundahl, director del Centro Global de Derecho Espacial de la Universidad Estatal de Cleveland, y funcionarios dela NASA, hasta ahora no se había registrado ninguna acusación previa de un delito cometido en el espacio. Solo queda esperar el veredicto de las autoridades pertinentes en este caso para poder calificarlo como el primero en la historia.

Referencias:

NASA Astronaut Anne McClain Accused by Spouse of Crime in Space. https://www.nytimes.com/2019/08/23/us/nasa-astronaut-anne-mcclain.html

NASA Astronaut Anne McClain Refutes Space Crime Claim by Spouse as Divorce Details Emerge. https://www.space.com/astronaut-anne-mcclain-refutes-space-crime-claim.html

The International Space Station Legal Framework. https://www.esa.int/Our_Activities/Human_and_Robotic_Exploration/International_Space_Station/International_Space_Station_legal_framework