Naturalmente, el ser humano se trata de un individuo gregario que necesita de grupos sociales para sobrevivir. De entre estos, se desarrollan otros sub-grupos que se han vuelto también vitales como los núcleos familiares, de amistad y la pareja.

De hecho, esta última se podría considerar la más importante ya que es la base para la formación de la familia y perpetuación de la especie. Sin embargo, este hecho no solo ofrece ventajas a nivel biológico. En realidad, la presencia de una pareja puede tener también muchas ventajas a nivel cognitivo.

Con esto presente, varios investigadores de la Universidad de las Islas Baleares t de la University of Health Sciences, Medical Informatics and Technology o Universidad de Ciencias de la Salud, Informática Médica y Tecnología se unieron para comprender más a fondo este fenómeno. Específicamente, estos científicos australianos y españoles se enfocaron en la percepción del dolor por parte de estos grupos sociales.

¿Quiénes participaron en este estudio?

El estudio se publicó en el Scandinavian Journal of Pain el 21 de este mismo mes. Lleva por título: “Dispositional empathy is associated with experimental pain reduction during provision of social support by romantic partners”. Esto al ser traducido puede llegar a ser comprendido como: “La empatía disposicional está asociada con la reducción del dolor cuando se experimenta el apoyo social de la pareja”.

Dentro del equipo de la UMIT que participó en la investigación se encuentran los nombres de: Stefan Duschek, Lena Nassauer y Angela Bair. Por otro lado, los participantes de la Universidad de las Islas Baleares fueron: Casandra I. Montoro y Pedro Montoya.

¿Qué es la empatía disposicional?

Antes de continuar hablando del estudio como tal, es imperante hacer un inciso para hablar sobre este concepto. Todo esto ya que trata del fenómeno cuyas consecuencias estos investigadores se han dedicado a estudiar.

Aunque esta es muy similar a la empatía situacional, difiere en el nivel de participación el individuo. Por un lado, la última se trata casi de una respuesta específica que surge como un reflejo a una situación particular.

Por otro, la primera se trata de un proceso más consciente del individuo. Esto se debe a que implica un esfuerzo más allá de este por comprender la situación y los sentimientos del otro. Debido a esto, puede presentarse en algunos casos como una forma de entender la posición de otras personas y en otros como una manera de percibir sus emociones.

¿Cómo se llevó a cabo el experimento?

Para este estudio, se intentó entender si el fenómeno de la empatía disposicional podría tener algún efecto físico en el compañero que la recibe. Con este fin, consiguieron crear un grupo de estudio de 48 parejas heterosexuales.

En el inicio de la prueba, los individuos fueron sometidos a leves cantidades de presión y se registró su nivel de tolerancia al dolor. Luego, este proceso se repitió pero con la presencia pasiva –sin tocar ni hablar– de sus parejas en la sala.

Finalmente, estos datos fueron comparados con unos cuestionarios que les fueron entregados a los participantes. Con ello, fue posible no solo tener una idea de su dolor físico sino de las emociones que experimentaron. Gracias a esto, se pudo establecer una relación entre la empatía disposicional y la percepción del dolor.

La compañía sí es benéfica

Los resultados de este experimento demostraron que el nivel de resistencia de las personas aumentaba cuando sus parejas estaban en la sala. Con ello, es posible notar que la sola existencia de un compañero puede tener efectos físicos y psicológicos buenos para la salud.

Este descubrimiento le suma más detalles a otros anteriores que han determinado que el apoyo social verbal y por contacto es una forma efectiva de disminuir el sufrimiento. Después de todo, permite comprender que la sola presencia de un compañero puede ofrecer los mismos efectos que su contacto físico o verbal.

Consecuentemente, las personas que cuentan con una pareja tienden entonces a ser más resistentes. En conclusión, los individuos solteros sí tienen una propensión mayor a sufrir y sentir dolor.

Referencia:

Dispositional empathy is associated with experimental pain reduction during provision of social support by romantic partners: https://doi.org/10.1515/sjpain-2019-0025

Más en TekCrispy