Eight Mile Style –compañía editorial del rapero Eminem– ha presentado una importante demanda alegando una infracción de los derechos de autor por parte del servicio musical más grande a nivel mundial, Spotify. De acuerdo con las fuentes, el gigante de la transmisión no cuenta con las licencias necesarias para ofrecer las aproximadas 250 canciones del rapero, y, al mismo tiempo se ampara en la Ley de Modernización de la Música –ley federal para mejorar los pagos de las regalías de los compositores–.

Siguiendo con lo publicado por The Hollywood Reporter, la demanda que fue introducida el día de ayer en Nashiville afirma y acursa a Spotify de no cumplir con sus obligaciones como una compañía de distribución. Asimismo, aseguran que el servicio se ha lucrado de ofrecer a sus suscriptores el repertorio de Eminem sin contar con la licencia necesaria.

“Spotify no ha contabilizado a Eight Mile ni ha pagado a Eight Mile por estas transmisiones, sino que ha remitido pagos aleatorios de algún tipo, que solo pretenden representar una fracción de esas transmisiones”.

De igual manera, afirman que la compañía de $26 mil millones con sede en Estocolmo ha colocado el tema de Eminem, ‘Lose Yourself’ en una categoría llamada “Control de derechos de autor”, la cual recopila canciones de las que se desconoce al propietario, lo que aseguran es “absurdo”, sobre todo porque es una de las canciones más conocidas de la historia. Por su parte, Variety asegura haber intentado contactar a algún representante de Spotify pero que, hasta el momento, no se han recibido comentarios al respecto.

Spotify mostrará nuevas recomendaciones de música a través de anuncios pagos

Eight Miles está siendo defendido por el abogado Richard Busch, quien se encargó de representar a los herederos de Marvin Gaye en el caso del tema de ‘Blurred Lines’ (2015) donde la familia ganó una suma total de $5.3 millones luego de acusar a Robin Thicke y Pharrel Williams de copiar el tema de Gaye, ‘Got to Give It Up’.

La demanda de la compañía de Eminem busca destacar las debilidades que existen en la Ley de Modernización de la Música, sobre todo porque, de acuerdo a ellos:

“la sección de limitación de responsabilidad de MMA solo se aplica a composiciones para las cuales el propietario de los derechos de autor no era conocido, y a trabajos previamente no coincidentes (composiciones no previamente combinadas con grabaciones de sonido), y no a trabajos ‘emparejados’ para los cuales el DMP [Proveedor de música digital] sabía quién era el propietario de los derechos de autor y solo cometió una infracción de derechos de autor”.

Más en TekCrispy