Tres años luego de la partida física del genio David Bowie, por fin, se suma a la lista de las grandes biopics la historia del artista, la cual será protagonizada por el músico en ascenso Johnny Flynn. Ahora, gracias a Salon Pictures, podemos contar el primer vistazo del actor en la piel del artista en ‘Stardust’.

Flynn recientemente protagonizó y debutó en una producción de Michael Pearce titulada ‘Beast’ (2017), asimismo, coprotagonizó la adaptación de ‘Vanity Fair’ para ITV y Amazon Studio. Sin duda, tener el honor de interpretar al ícono de la música británica es un gran paso dentro de su carrera como actor y creciente estrella de rock.

El título ‘Stardust’ nace del legendario personaje de Bowie que este creo en 1972 para su álbum conceptual llamado ‘The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars’. Este fue uno de sus hitos en el camino de la música, ya que le permitió al artista mostrar un punto de vista diferente en el ambiente musical de los años setenta, sobre todo porque planteaba un concepto futurista, algo extraterrestre.

Ziggy Stardust, para quienes no lo conozcan, era una versión alienígena de Bowie que tenía como objetivo enfrentarse a una humanidad en peligro de extensión con su mensaje esperanzador y su imagen andrógina, que de por sí ya era una fuerte declaración para la cultura de esa época: un hombre con aires femeninos y talento.

Además, Flynn, Jena Malone aparece en film para interpretar a la esposa de Bowie, Angie, mientras que Marc Maron se encargará de darle vida al publicista del cantante, Rob Oberman. El proyecto se encargará de mostrarnos un origen, y, afirman que será distinta a las otras producciones biográficas que existen en las taquillas.

Sin embargo, como desde su anuncio la producción estuvo llena de polémica, ya que el hijo de Bowie, Duncan Jones, aseguró que el proyecto no contaba con los derechos para utilizar las pistas originales del artista –sobre todo porque ‘Stardust’ no contaba con la bendición de la familia del difunto–, Salon Pictures se asegurará de realizar una producción que no se centre en la música per se, lo que por sí ya la hace diferente a ‘Bohemian Rhapsody’, ‘Rocketman’ y quizás hasta la futura producción de Elvis Presley.