La manzanilla es una de las hierbas más utilizadas a nivel doméstico por sus propiedades relajantes, y seguramente en más de una oportunidad, teniéndola a la mano, hemos preparado una infusión para beberla y dormir mejor. ¿Pero qué hay de ello? ¿Realmente funciona?

Lo cierto es que la ciencia en realidad no ha tomado una decisión en torno a este tema, y mientras algunos estudios parecen demostrar que el efecto es bastante leve, otros parecen asegurar que en verdad sirve para dormir mejor. Esto aunado a las experiencias domésticas, que de igual forma resultan muy variadas como para poder dejar una conclusión clara.

Eric Zhou, miembro de la facultad de la División de Medicina del Sueño de la Facultad de Medicina de Harvard ha brindado algunas palabras al respecto, y comenta que el uso de la manzanilla como un tratamiento para mejorar el sueño tiene un carácter no ancestral, sino milenario. Sin embargo, existe muy poca evidencia científica.

Manzanilla versus placebo

Zhou citó en primer lugar un estudio piloto publicado en 2011 en el que participaron personas con deficiencias de sueño y como experimento tomaron una capsula con extracto de manzanilla o un placebo durante un periodo de 28 días.

Se observó que el consumo de manzanilla generó mejoras muy modestas en el tiempo en que los participantes la ingirieron, tanto en la conciliación del sueño como en la cantidad de veces que se despertaban por la noche. Sin embargo, el efecto realmente no fue tan drástico, como indicó la autora principal, Suzanna Zick, quien trabaja como profesora asociada de investigación en el Departamento de Medicina Familiar de la Universidad de Michigan.

Se trata de una investigación con una población muy discreta, pero aleatorizada, con doble ciego, y controlada con un placebo. Por esta razón, la comunidad científica no considera que los resultados fueran concluyentes para asegurar que la manzanilla en realidad sirva para mejorar el sueño. Para los investigadores, los efectos observados tuvieron su causa en las interacciones entre los químicos en el extracto de manzanilla y los cuerpos de los participantes.

Incluso si las personas tomaban cápsulas de manzanilla, no dormían significativamente mejor que las que tomaban cápsulas de placebo“, comentó la autora por correo electrónico.

¿Quieres dormir mejor?, báñate con agua tibia 90 minutos antes de acostarte

Los estudios en los que la manzanilla sí funcionó

En 2016, se publicó otro estudio realizado en nuevas madres. Estas debieron beber té de manzanilla todos los días durante dos semanas, y contrario al estudio anterior, los efectos en este fueron mucho más notorios: las mujeres dormían mejor y tendría a presentar menos síntomas de depresión que las que no lo tomaban.

Un estudio más reciente tuvo participantes de edad avanzada, y encontró que aquellos que tomaron una dosis mayor de extracto de manzanilla que la administrada a los participantes de la investigación de 2011, durmieron mucho mejor que los que no lo tomaron.

Efecto placebo

Para algunas personas dormir es más fácil que para otras. Las diferencias vienen dadas por una gran cantidad de factores que influyen en la conciliación del sueño y la calidad del mismo: estrés en el hogar o en el trabajo, mantener la mirada en pantallas brillantes horas antes de irse a dormir, el simple  hecho de una temperatura en la que el cuerpo no está cómodo e incluso la actividad mental estando en la cama.

De hecho, el simple hecho de saber que es necesario dormir y pensar reiteradamente en ello puede tener efectos contraproducentes en dicho objetivo. Mientras más se piensa en dormir, es probable que se tarde más en conciliar el sueño.

Ciertamente aún no se puede recomendar la manzanilla con base en la evidencia científica como un remedio eficaz para tratar dichos problemas. Sin embargo, podemos sacarle provecho al efecto placebo vinculado a la manzanilla. Si creemos que esta nos ayudará en esta tarea, en realidad lo hará.

Referencias:

Preliminary examination of the efficacy and safety of a standardized chamomile extract for chronic primary insomnia: A randomized placebo-controlled pilot study. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3198755/

Investigation effect of oral chamomilla on sleep quality in elderly people in Isfahan: A randomized control trial. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5470311/

Effects of an intervention with drinking chamomile tea on sleep quality and depression in sleep disturbed postnatal women: a randomized controlled trial. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jan.12836

Más en TekCrispy