Islandia está de luto por la pérdida de uno de sus famosos glaciares, el glaciar Okjökull. En una ceremonia conmemorativa realizada este domingo (18 de agosto de 2019), un grupo de personas celebró un funeral en honor al primer glaciar perdido por el cambio climático.

Alrededor de 100 personas caminaron más de dos horas hasta la cima de la montaña para la ceremonia, la cual estuvo marcada por la declamación de pasajes poéticos, momentos de silencio y una placa conmemorativa con una nota para las próximas generaciones.

El calentamiento global podría matar a miles de personas en China

Carta al futuro

Entre los asistentes se encontraba la primer ministro de Islandia, Katrin Jakobsdottir, la ex comisionada de derechos humanos de la ONU, Mary Robinson, así como investigadores locales y colegas de los Estados Unidos, quienes fueron los impulsores del proyecto conmemorativo.

Estas imágenes satelitales tomadas en 1986 y 2019 muestran la reducción del glaciar Okjökull.

Luego de un recorrido por el “glaciar”, los asistentes instalaron una placa especial con una sombría inscripción, “una carta al futuro”, que conmemora la triste ocasión, y está destinada a crear conciencia sobre la desaparición de los glaciares y los efectos del cambio climático.

En la placa se plasmó el siguiente epitafio:

“Ok es el primer glaciar islandés que pierde su condición de glaciar. En los próximos 200 años, se espera que todos nuestros glaciares sigan el mismo camino. Este monumento es para reconocer que sabemos lo que está sucediendo y lo que hay que hacer. Solo tú sabes si lo hicimos”.

La placa conmemorativa también señala la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera, que actualmente es de 415 partes por millón.

Hielo muerto

El anteriormente cuerpo de hielo masivo, comúnmente conocido como “glaciar Ok”, perdió su estatus de glaciar en el año 2014 después de derretirse a solo 1 kilómetro cuadrado (km2), o 6,6 por ciento de sus 150 km2 originales.

Los asistentes al acto instalaron una placa con una sombría inscripción, “una carta al futuro”, que conmemora la triste ocasión.

Los científicos señalan al calentamiento global como la causa de este cambio en la masa del glaciar, que ahora se clasifica como algo que los glaciólogos llaman “hielo muerto”, lo que significa que el glaciar ha dejado de moverse y se ha convertido en un tipo diferente de terreno llamado morrena, una acumulación de arcilla, limo, arena y grava.

Ola de calor amenaza con acelerar el derretimiento del hielo en Groenlandia

Pero Okjökull no es el único glaciar que preocupa a los científicos. El glaciar Thwaites en la Antártida, un glaciar del tamaño del estado de Florida, es otro cuerpo inestable que está siendo monitoreado de cerca, ya que su eventual derretimiento elevaría significativamente el nivel del mar.

Los asistentes al simbólico acto dejaron saber que la conmemoración de glaciar desaparecido, busca enfatizar lo que se está perdiendo en todo el mundo, y también llama la atención sobre el hecho de que esto es algo que los humanos hemos “logrado”, y no se trata de algo de lo que debamos estar orgullosos.

Referencia: Funeral for lost ice: Iceland bids farewell to glacier. Associated Press, 2019. https://bit.ly/2ZeJzma

Más en TekCrispy