Es sabido que beber en exceso, entendido como la práctica de consumir grandes cantidades de alcohol en una sola sesión, es un problema de salud que tiene efectos a corto y largo plazo en la persona.

El consumo crónico de alcohol puede provocar cirrosis y se asocia con un mayor riesgo de carcinoma hepatocelular. La enfermedad hepática alcohólica (ALD) es la causa más frecuente de enfermedad hepática avanzada y la cirrosis es la principal causa de muerte por alcohol entre los adultos.

El alcohol no es excusa para el mal comportamiento

Respuestas específicas de género

Si bien el consumo excesivo de alcohol se presenta como un contribuyente significativo a la lesión hepática, no se cuenta con un entendimiento pleno de cómo el sexo del consumidor puede influir en esta tendencia.

Se necesitarán estudios adicionales en humanos para comprender mejor cómo el consumo excesivo de alcohol afecta a hombres y mujeres.

En este sentido, un estudio que examinó los efectos del consumo excesivo de alcohol en roedores, encontró que las ratas hembras que tenían la misma edad y peso que las ratas machos, eran más sensibles al alcohol y experimentaban una lesión hepática alcohólica a un nivel más alto que la tasa de las ratas machos.

Aunque algunos bebedores crónicos pueden consumir alcohol durante varios años y aun así vivir vidas relativamente saludables, muchos son susceptibles al daño hepático cuando beben en exceso.

El hígado es la potencia metabólica del cuerpo y la lesión hepática puede agravar el daño a otros órganos. Con esto en mente, el equipo de investigación estudió las similitudes y diferencias de las respuestas específicas de género para el consumo excesivo de alcohol.

Para ello, los investigadores examinaron a cuatro ratas macho y cuatro hembras, a las que se les administró la misma cantidad de alcohol tres veces a intervalos de 12 horas. Cuatro horas después del último episodio, el equipo recolectó y analizó muestras de sangre y tejidos hepáticos.

Diferencias reveladas

Los análisis revelaron que en las ratas hembras la concentración de alcohol en la sangre era el doble que la observada en las ratas macho, pero no todo el daño entre machos y hembras reflejaba esa proporción. El equipo pudo evidenciar que las ratas hembras tenían casi 4 veces más acumulación de grasa en el hígado, un desencadenante de inflamación y daño adicional.

Beber en exceso es un problema de salud que tiene efectos a corto y largo plazo.

Al mismo tiempo, la investigación mostró que en las ratas hembras solo tres episodios de borracheras bastaban para desencadenar una respuesta acentuada de lesiones hepáticas.

Wikipedia sigue marcando una brecha de género en sus artículos

Así mismo, el estudio reveló que una proteína llamada diacilglicerol quinasa alfa (DGKa), que se ha demostrado promueve el crecimiento tumoral y el cáncer, aumentó un 20 por ciento en ratas macho, pero en las ratas hembras el incremento fue de 95 por ciento.

Por supuesto que estos resultados se desprenden de pruebas en ratas, por lo que se necesitarán estudios adicionales en humanos para comprender mejor las potenciales diferencias de cómo el consumo excesivo de alcohol afecta a hombres y mujeres, y las causas metabólicas de estas diferencias.

Referencia: Binge alcohol is more injurious to liver in female than male rats: histopathological, pharmacological, and epigenetic profiles. Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, 2019. http://dx.doi.org/10.1124/jpet.119.258871

Más en TekCrispy