Sabemos que los gustos de las personas son muy variados, pero no  es tan difícil ubicarnos en esta situación. Imagina el contexto típico de una película juvenil estadounidense: un chico muy popular que en realidad no es muy agradable, y un chico no popular que tiene una personalidad un poco más interesante. ¿Por qué ocurre esto?

Quien piense que esto se debe a que muchas personas son más superficiales quizás no esté tan equivocado. Pero realmente esto es algo que podemos ver en muchos otros contextos. Vemos cómo ciertos políticos que no tienen muy buen historial cuentan con la simpatía de millones de personas, y así también personas que no tienen interés en series de televisión terminan enganchadas con las más populares al ver que casi todos en su entorno las ven.

Un equipo de investigadores de la Northwestern University decidió examinar la influencia de las actitudes de las personas sobre otras a partir de señales no verbales que se dirigen hacia ellas.

Las señales no verbales influencian las actitudes de las personas hacia otras

Los autores partieron de la hipótesis de que la exposición a señales no verbales a favor de un individuo en comparación con otro genera sesgos explícitos no verbales muy similares a los de dichas señales.

Un experimento consistió en hacer que un grupo de personas vieran un video breve en silencio en el que se mostraban individuos interactuando. Observaron que luego de verlo, los participantes adquiriendo actitudes hacia los individuos del video muy influenciadas por las señales no verbales que mostraban hacia ellos.

Allison Skinner, ex investigadora postdoctoral en la Universidad Northwestern y autora principal de la investigación, explica que las personas consideraron como bueno al individuo del video que recibió señales lo verbales positivas de inmediato en comparación con el individuo que recibió señales no verbales negativas.

Skinner explica que la esta investigación, los videos fueron editados de tal forma que las señales no verbales influenciaran la opinión de los participantes, ya fueran positivas o negativas.

“Esto significa que las personas fueron más rápidas para emparejar al individuo que recibió señales no verbales positivas con cosas buenas que al individuo que recibió señales no verbales negativas. Esto fue especialmente interesante porque la mayoría de nuestros participantes no creía que las señales no verbales que se mostraban a las personas en los videos influyeran en sus actitudes. Solo alrededor del 30 por ciento de las personas indicaron que la forma en que se trataba a las personas influía en sus actitudes hacia ellos”.

Esto explica por qué muchas veces vemos que cuando las personas son menos amigables con un individuo en comparación con otro, otros suelen seguir esta misma tendencia. ¿Recuerdan el ejemplo del popular y el invisible?

“Esto tiene implicaciones importantes sobre cómo las personas dan sentido a los mensajes no verbales a los que están expuestas en la vida cotidiana. Estos hallazgos sugieren que cuando vemos que las personas son menos amigables con un individuo en relación con otro, a menudo atribuimos la hostilidad al objetivo. Creer que nos gustan menos porque no parecen ser muy amigables, cuando de hecho, son otros los que no fueron muy amigables con ellos”.

¿El racismo está influenciado por las señales no verbales?

Los resultados de esta investigación también sirven para explicar los sesgos en ciertos grupos. Como mencionamos al principio, puede que el agrado o desagrado hacia ciertas personas esté muy influenciado por las señales no verbales de otras hacia estos.

IA de reconocimiento facial en Inglaterra es marcadamente más eficiente en piel blanca

La autora ha señalado como el ejemplo el racismo. Las personas blancas que tienden a ver personas blancas a las que les desagradaban las personas de color, tienden a repetir este comportamiento contra estos últimos por haber estado expuestas a dichas señales no verbales.

“Estos estudios se basan en trabajos previos que muestran que las actitudes hacia los grupos raciales pueden estar influenciadas por señales no verbales. Por ejemplo, las personas blancas en los EE. UU. que observan a las personas blancas que muestran señales negativas no verbales hacia las personas negras tienden a mostrar más prejuicios contra los negros que aquellos que fueron expuestos a señales positivas no verbales dirigidas hacia una persona negra”.

Sylvia Perry, coautora del estudio, señala que esto no solo se ve cuando las señales no verbales son explícitamente positivas o negativas, sino que también ocurre cuando estas son relativamente neutrales: también pueden crear actitudes nuevas hacia otros desconocidos.

Si lo analizamos un poco, este estudio también revela la importancia del autoconocimiento y la personalidad. ¿Recuerdas la famosa pregunta de las madres de “¿y si los demás lo hacen tú también lo vas a hacer?”? Muchos podrían  haber respondido que no, pero sin percatarse, pudieron haber aplicado dicha actitud muchas veces a lo largo de su vida por no ser conscientes de este tipo de detalles.

Referencia:

Are Attitudes Contagious? Exposure to Biased Nonverbal Signals Can Create Novel Social Attitudes. DOI: 10.1177/0146167219862616

Más en TekCrispy