Un grupo de investigadores del Centro para la Democracia y el Desarrollo (Nigeria) y la Universidad de Birmingham (Reino Unido) estudió el impacto de WhatsApp en las elecciones de Nigeria 2019, pero los resultados fueron poco alentadores.

De acuerdo con la investigación, WhatsApp influyó en las elecciones presidenciales de Nigeria 2019, ya que se utilizó para engañar a los usuarios, pero al parecer no todo fue negativo.

Estudiamos esto realizando 46 entrevistas en los estados de Abuja, Oyo y Kano, así como siete grupos focales y una encuesta a 1,005 personas.

Los candidatos políticos revelaron que utilizaron WhatsApp para difundir su campaña política, así como las cualidades de los candidatos. Sin embargo, los usuarios manifestaron que la información recibida mayormente fue relacionada con una campaña de desprestigio en contra de otros candidatos.

Casos extremos

Si bien WhatsApp no goza de una reputación muy respetable en torno a la difusión de noticias, en el caso de Nigeria representó un papel muy importante.

Uno de los casos más extremos de fakenews, lo representó la difusión de la muerte del presidente de Nigeria mientras recibía un tratamiendo médico en Sudán.

Cabe destacar que aunque algunos estaban conscientes de que tal noticia era falsa, aún así difundieron el mensaje ampliando el impacto del mismo. Pero aunque parezca increíble algunas personas si tomaron la noticia como real.

Un rol político importante

De acuerdo con la investigación WhatsApp ha sido muy influyente en la política de Nigeria, pues los políticos admiten utilizar la plataforma desde 2015 para comunicarse y compartir campañas electorales.

Asimismo, los usuarios explicaron que los candidatos mostraron una estrategia de publicidad más organizada en estas elecciones. De hecho, los analistas afirman que: En 2019, los dos principales candidatos presidenciales, el presidente Muhammadu Buhari y el líder de la oposición Atiku Abubakar, tenían equipos dedicados que enviaban mensajes a través de las redes sociales”.

Formaron grupos de WhatsApp con 256 integrantes, que utilizaron para difundir sus propuestas y sus mensajes políticos. Del mismo modo podían desechar o rechazar las noticias falsas rápidamente.

Esto es una muestra del nivel de desinformación que existe en cuanto a las redes sociales y el alcance de estas, aún en el siglo 21. Al mismo tiempo demuestra lo poderosa que puede ser esta herramienta cuando se utiliza de manera organizada.