En los pacientes diabéticos, la elevación persistente de los niveles de glucosa en sangre aumenta el riesgo de complicaciones, como enfermedades cardiovasculares, retinopatía (enfermedad ocular), nefropatía (enfermedad renal) y neuropatía.

Debido a esto, el día a día de un paciente diabético incluye el seguimiento y control de sus niveles de azúcar en la sangre, para lo cual se someten a un tratamiento farmacológico que reduce los niveles de glucosa.

Muchos adultos mayores no están preparados para una situación de emergencia

Evaluando datos

Sin embargo, los resultados de un reciente estudio dirigido por investigadores de la Clínica Mayo, muestran que es probable que un importante número de pacientes diabéticos estén “sobretratándose”, lo que ha provocado miles de visitas a las salas de emergencias y hospitalizaciones potencialmente prevenibles por hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre).

La rutina diaria de un paciente diabético incluye el seguimiento y control de sus niveles de azúcar en la sangre.

Para llegar a sus conclusiones, el equipo de investigación examinó los datos de pacientes de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (2011-2014). Los participantes informaron sobre la presencia de comorbilidades, como insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad pulmonar y enfermedad renal, así como el uso de medicamentos y la dificultad para realizar las funciones diarias básicas.

Los participantes también fueron evaluados por la complejidad de su condición. Aquellos que tenían al menos 75 años de edad, tenían enfermedad renal en etapa terminal, informaron una incapacidad para realizar al menos dos funciones diarias, como vestirse o comer, o fueron diagnosticados con al menos tres complicaciones de salud adicionales que se definieron como “clínicamente complejas”.

Luego, en un periodo de dos años, el equipo determinó el número de visitas a las salas de emergencias y hospitalizaciones relacionadas con la hipoglucemia, atribuibles a un tratamiento intensivo.

Consecuencia del sobretratamiento

Los datos revelaron que el 48,8 por ciento (10,7 millones) de los pacientes con diabetes examinados en el estudio tenían niveles hemoglobina A1C inferiores al 7 por ciento, es decir, se encontraban en el rango recomendado por las guías clínicas. Entre ellos, el 32,3 por ciento (3.466.713) eran casos clínicamente complejos y el 21,6 por ciento (2.309.556) fueron tratados de forma intensiva, sin diferencias por complejidad clínica.

La investigación muestra que un importante número de pacientes diabéticos son hospitalizados por hipoglucemia provocada por el sobretratamiento.

Durante los 2 años de seguimiento, se registraron 31.511 hospitalizaciones y 30.954 visitas a salas de urgencias por hipoglucemia en esta población; de estos, 4.774 (15,2 %) hospitalizaciones y 4.804 (15,5 %) visitas a emergencias fueron atribuibles al tratamiento intensivo.

Muy pocas personas con diabetes se hacen exámenes oculares

La hipoglucemia, o bajo nivel de glucosa en la sangre, es uno de los efectos adversos graves más comunes de la terapia para la diabetes, una condición que causa daños inmediatos y a largo plazo a los pacientes que la experimentan.

Sobre la base de estos resultados, los investigadores desaconsejan encarecidamente la terapia intensiva para reducir los niveles de glucosa, particularmente entre adultos vulnerables clínicamente complejos, ya que puede provocar hipoglucemia.

Referencia: Severe Hypoglycemia Attributable to Intensive Glucose-Lowering Therapy Among US Adults With Diabetes. Mayo Clinic Proceedings, 2019. https://doi.org/10.1016/j.mayocp.2019.02.028

Más en TekCrispy