FOTO: Time

BlackBerry, inicialmente conocida como Research In Motion Inc. (RIM), marcó un antes y un después en el mercado de tecnología móvil, no solo a nivel de usuarios sino también a nivel empresarial. Sin embargo, la lucha de la compañía por mantenerse en primer lugar del mercado móvil, la llevó a convertirse en una empresa eclipsada en un abrir y cerrar de ojos.

BlackBerry y el inicio de la era ‘Smart’

En 2002, BlackBerry lanzó al mercado el BlackBerry 5810, un teléfono que ofrecía más herramientas para mantener a los usuarios empresariales comunicados.

El dispositivo contaba con soporte para redes GSM, siendo pioneros en estas redes de telefonía, que permitía a los usuarios conectarse en cualquier lugar a cualquier distancia, gracias a la novedosa herramienta del envío de correo electrónico y el característico teclado Qwerty, que además incluía calendario.

Aunque el terminal contaba con pantalla en blanco y negro, y necesitaba de auriculares para realizar las llamadas, fue considerado no solo el primer smartphone de la época, sino que también el que marcó el inició de la era BlackBerry.

BlackBerry

 

2003 – 2007, el diseño y la vanguardia catapultaron el éxito de BlackBerry

Desde 1999, BlackBerry comenzó a cosechar éxitos y a dar de qué hablar gracias a novedades tecnológicas como su servicio de correo, haciéndose acreedora incluso de un Oscar por progreso técnico del año. Sin embargo, no fue sino hasta los primeros años del sigo 21 cuando comenzaron a materializar estas tecnologías.

Los primeros smartphones –sí, en esa época comenzamos a hablar de smartphones– de la marca, corresponden a la serie 5000 y 6000, que llegaron con soporte GSM y CDMA integrados.

El BlackBerry 6710 solucionó el factor de dependencia de los auriculares para realizar llamadas, ya que estrenaba la tarjeta de audio. La serie 6750 fue la primera con soporte CDMA de la empresa de telefonía Verizon Wireless.

La tecnología implementada por BlackBerry obligaba a las empresas de telefonía a desarrollar planes de datos para navegar.

El acercamiento a usuarios comunes

Después de haber conquistado el mercado empresarial, la compañía lanzó equipos de uso personal. Con el lanzamiento de sus modelos BlackBerry 6200 y la serie 7100 en 2004, la compañía siguió aumentando su cartera de clientes y ganando adeptos.

Según reportes, en 2004 el fabricante contaba con dos millones de usuarios en todo el mundo y en 2005 duplicó la cifra.

Pantallas a color y el inicio de la época dorada

El crecimiento de BlackBerry en este tiempo (2005-2007), se debe al lanzamiento de teléfonos innovadores, la compañía lanzó dispositivos con pantallas a color, reproductor de audio y video, cámara, conexión WiFi y BlueTooth a la que los usuarios más exigentes no se pudieron resistir.

 

BlackBerry 7250

El BlackBerry Perl fue uno de los terminales con mayor popularidad, lanzado en 2006, desde líderes políticos hasta artistas de Hollywood presumían este dispositivo que contaba con la tecnológía novedosa incluyendo el sistema de mensajería BlackBerry Messenger, uno de los productos más fuertes de la marca y el característico trackball para desplazarse en la pantalla.

Para la época, los usuarios querían mantenerse conectados y la aplicación de mensajería BBM, que no necesitaba acceder a un navegador para comunicarse sin duda fue una de las mejores soluciones de la época donde no existía WhatsApp o Facebook Messenger.

El BlackBerry Curve fue la versión más novedosa del fabricante que sin duda llevó a la compañía a la cúspide, pero con este, los competidores ya estaban pensando en cómo destronar a BlackBerry. Fue así como en 2007 comenzó lo que muchos llaman el inicio del fin de BlackBerry.

El inicio del fin de BlackBerry

La época dorada de BlackBerry fue marcada por los smartphones BlackBerry Perl y Curve, que tuvieron mucho éxito entre los consumidores. Esto permitió que las acciones de la compañía se dispararan en 2007.

Bebiendo como faraones: Científicos fabrican una cerveza con levadura de hace 5 mil años

Sin embargo, en esa misma época los fabricantes de smartphone comenzaron a lanzar dispositivos que superaban en cierta forma las cualidades de los terminales BlackBerry y fue cuando empezó lo que todos temían.

Getty Images

Apple lanza el iPhone 

Apple presentó su iPhone en 2007, un novedoso smartphone con pantalla táctil que capturó la atención de los consumidores desde su lanzamiento. Y aunque los líderes estaban cambiando su BlackBerry por el iPhone, la compañía lo tomó como un smartphone más.

Con la llegada del iPhone, el mercado móvil se inundó de terminales similares de otras marcas, adoptando características similares de envío de correo electrónico, pero BlackBerry se supo mantener en ese entonces como un terminal para uso empresarial. Sin embargo, no fue suficiente y los directivos comenzaron a plantearse ideas para “Asesinar el iPhone”, como les solicitó Verizon en su momento, no obstante los objetivos no fueron alcanzados.

Diferencias internas

Las diferencias entre los ejecutivos de BlackBerry salieron a relucir cuando la competencia era muy notable con los dispositivos con pantalla táctil como el iPhone. Esto porque algunos ejecutivos defendían la idea del teclado Qwerty físico hasta el final, como el fundador Mike Lazaridis, quien se opuso al lanzamiento de un terminal con pantalla táctil.

Por su parte, el CEO Jim Balsillie defendía la idea de cambiar el enfoque de mensajería instantánea y el lanzamiento de un BlackBerry 10 con pantalla tácil.

Sin embargo, la firma decidió lanzar el Storm en 2008, un terminal con pantalla táctil y aunque fue bien recibido por los usuarios, a nivel operativo dejaba mucho que desear.

Las acciones de BlackBerry cayeron en un 80 por ciento en 2011 y las diferencias internas acerca de la forma de salir a flote se tornaban más tensas.

En noviembre de 2012, la participación de mercado de BlackBerry en los EE. UU. había caído a solo 7.3%, con Google y Apple reclamando una participación de mercado de 53.7% y 35%.

Ese mismo año el CEO Jim Balsillie renunció a la compañía en protesta debido a que el CEO Thorsten Heins ignoró toda la iniciativa y el plan de cambiar el enfoque del software.

Heins, apoyado por los ejecutivos continuó apostando por las pantallas táctiles que estaban dominando el mercado y lanzó el Z10, un dispositivo delgado con el tipo de pantalla táctil de cristal similar a los actuales de Samsung y Apple, pero los resultados no fueron los esperados.

En 2013 la compañía tocó fondo, con pérdidas millonarias y las notables diferencias entre sus ejecutivos llevaron a un cambio de directivos y ejecutivos. RIM pasó a llamarse BlackBerry con Thorsten Heins a cargo.

Intentos finales

Los ejecutivos continuaron defendiendo la idea de lanzar el BlackBerry 10 y Z30, así como el lanzamiento de aplicaciones de mensajería para los sistemas operativos Android y iOS, que eran los dominantes del mercado.

Pero los productos de la competencia seguían superando a BlackBerry, y el fin de la compañía como la conocemos se acercaba.

En 2015, la compañía quiso intentar adaptarse a la tecnología actual apostando por Priv, un terminal basado en el sistema operativo Android, pero ya era demasiado tarde. Los resultados y las ventas no eran las esperadas, pues era un terminal de una marca que se desvanece a un precio muy elevado.

BlackBerry Priv

Este fue el último intento de la compañía que desapareció del mercado por un tiempo, y una muestra de los riesgos que puede enfrentar el mercado tecnológico y de las empresas que se niegan a innovar en este sector.

Estos errores y diferencias internas marcaron el fin de la era BlackBerry, una compañía poderosa que recientemente despidió BlackBerry Messenger, su idea más innovadora para la época y que sin duda cambió la forma de comunicarnos a través de un teléfono.

Más en TekCrispy