La depresión, un trastorno mental que afecta a un gran número de personas mayores, se ha asociado con una función cognitiva deficiente y sus síntomas pueden ser manifestaciones tempranas de la enfermedad de Alzheimer.

Aunque hasta la fecha no hay certeza de si el empeoramiento de los síntomas depresivos en presencia de la enfermedad de Alzheimer está asociado con el deterioro cognitivo en los adultos mayores, los resultados de un reciente estudio sugieren que ese es precisamente el caso.

Adultos jóvenes tienen un mayor riesgo de sufrir ansiedad generalizada luego de un ACV

Vínculo confirmado

El estudio, que fue realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés), reveló que los síntomas de depresión en personas mayores cognitivamente sanas junto con amiloide cerebral, un marcador biológico de la enfermedad de Alzheimer, podrían desencadenar cambios en la memoria y el pensamiento con el tiempo.

El metabolismo cerebral y el volumen del hipocampo son otros factores de riesgo que podrían modificar la relación entre la depresión y la cognición.

Investigaciones anteriores han demostrado una asociación entre la depresión y los déficits cognitivos en personas mayores. Sin embargo, el estudio del MGH es uno de los primeros en revelar que esta asociación está influenciada por la presencia de amiloide cortical en adultos mayores no afectados, incluso cuando los síntomas de depresión son de leves a moderados.

Para el estudio, los investigadores recopilaron datos de 276 adultos mayores durante un período de siete años. Esta información reveló un vínculo significativo entre el empeoramiento de los síntomas de depresión y el deterioro de la cognición durante dos a siete años, que fue influenciado por la patología de la enfermedad de Alzheimer, según lo medido por imágenes PET (tomografía por emisión de positrones) de amiloide cerebral.

Deterioro cognitivo

La doctora Jennifer Gatchel, afiliada a la División de Psiquiatría Geriátrica del MGH y autora principal de la investigación, se refirió a los resultados y comentó:

“Nuestros hallazgos ofrecen evidencia de que en adultos mayores sanos, los síntomas de depresión junto con el amiloide cerebral pueden estar asociados con cambios tempranos en la memoria y en el pensamiento. Los síntomas de depresión en sí mismos pueden estar entre los primeros cambios en las etapas preclínicas de los síndromes de demencia”.

Los síntomas depresivos tienen una alta prevalencia entre los adultos mayores.

Igual de importante, señalan los investigadores, estas etapas preclínicas representan una de oportunidad para monitorear de cerca a las personas en riesgo y para potencialmente introducir intervenciones orientadas a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo.

Estas 3 aplicaciones harán a Android más amigable para los adultos mayores

Durante el estudio, los investigadores también observaron que no todos los adultos mayores con síntomas de depresión y amiloide cortical experimentaron problemas cognitivos. Otros factores de riesgo investigados que podrían modificar la relación entre la depresión y la cognición incluyen el metabolismo cerebral y el volumen del hipocampo, la parte del cerebro asociada con el aprendizaje y la formación de nuevos recuerdos.

Los autores también señalan que otros mecanismos, como la neurodegeneración mediada por la aglomeración de proteína tau, la hipertensión, la hipercortisolemia y la inflamación, pueden estar involucrados y deben investigarse.

Referencia: Longitudinal Association of Depression Symptoms With Cognition and Cortical Amyloid Among Community-Dwelling Older Adults. JAMA Network Open, 2019. http://dx.doi.org/10.1001/jamanetworkopen.2019.8964

Más en TekCrispy