Seguramente más de una vez has visto a tu perro comerse una planta del jardín entera y luego vomitarla. Ya sabemos lo que  viene después, así que al menos no hay que preocuparse por limpiar el desastre. ¿Pero pasa lo mismo con los gatos?

Los gatos son uno de los animales domésticos más comunes, aunque en contraste con los perros, su personalidad es totalmente misteriosa y aparentemente egoísta. Aún en la actualidad, con miles de años al lado de los humanos, son un enigma, y comprender todas las cosas extrañas que hacen representa un verdadero reto.

Entre ellas, existe una en particular que nos hace recordar a los perros. Muchos gatos, en algún momento de su vida, comen hierba solo para vomitarla unos minutos después. Esto ha llamado la atención de la ciencia y una investigación reciente parece haber descubierto el porqué.

Casi todos los gatos comen hierba

Más de 1000 dueños de gatos fueron encuestados en Internet. Estos eran tan atentos, que alegaron que pasaban como mínimo tres horas  al día mirando y compartiendo tiempo con su mascota.

No es de extrañar que con tanto tiempo de dedicación, los dueños observaran que sus gatos podían comer plantas en algún momento. De hecho, los investigadores encontraron que este es un comportamiento bastante común entre estos felinos, pues el 71 por ciento de los animales fueron encontrados haciéndolo al menos seis veces en su vida. Por su parte, apenas el 11 por ciento de ellos nunca se observó en el acto.

Comer hierba es una forma de desparasitarse

La hierba funciona como un laxante que le permite a los animales expulsar parásitos de su sistema digestivo.

Si le preguntáramos a algún abuelo o abuela por qué los gatos comen hierba y la vomitan después, de seguro supondrían que es para desparasitarse y probablemente estarían en lo correcto.

Hasta ahora, ha habido varias teorías para explicar esto. Una de ellas plantea que los gatos comen hierba para provocarse el vómito cuando se sienten enfermos. Sin embargo, en la encuesta se encontró que apenas cerca de una cuarta parte de los gatos que comieron hierba fueron vistos vomitando luego de hacerlo. Además, el 91 por ciento de los encuestados aseguró que su gato no se veía enfermo antes de que ingiriera las plantas.

Se trata de un comportamiento instintivo

Los gatos antiguos comían hierba para liberar de ciertos parásitos, pero es probable que los actuales no los tengan y sigan haciéndolo por instinto.

Tal parece que en realidad se trata de un comportamiento instintivo relacionado con la evolución positiva de los felinos, según informaron los investigadores en la convención anual de la Sociedad Internacional de Etología Aplicada celebrada en Bergen, Noruega.

Los gatos ancestrales tenían la costumbre de masticar hierba para estimular la expulsión de parásitos intestinales aumentando la actividad muscular en el tracto digestivo, tal como se comprobó en chimpancés y otros animales salvajes.

Sin embargo, a pesar de la alta prevalencia de este comportamiento entre los gatos, es probable que los de nuestra actualidad no tengan los parásitos que tenían sus ancestros. Partiendo de ello, podemos decir que es su instinto haciéndose notar.

Estando tan bien cuidados estos animales, podrían incluso dejar de hacerlo con el tiempo. Para evitarlo, los investigadores recomiendan a los dueños de gatos darles un poco de hierba cubierta para que la mastiquen y continúen aplicando este comportamiento innato, aun cuando ello implique limpiar vómito después. Así podrían ahorrarse un viaje al veterinario.

Referencia:

Mystery solved? Why cats eat grass. doi:10.1126/science.aaz0485