En el suroeste del estado de Pará, en Brasil, en una zona del Amazonas que ha sufrido una extensa tala ilegal e incursiones agrícolas, se identificó una nueva especie de mono tití.

La región donde se descubrió la nueva especie es uno de los principales frentes de destrucción forestal dentro del llamado “arco de deforestación”, una región caracterizada por la conversión rápida, intensa, desordenada e infame de los bosques a tierras de pastoreo y agrícolas, así como asentamientos humanos.

Inusual pigmentación

Los titíes, o saguis, son pequeños primates neotropicales que se distinguen por tener uñas en forma de garra que utilizan para trepar verticalmente y saltar entre los árboles, así como por incisivos largos en la mandíbula inferior y caninos en forma de incisivos que usan para hacer agujeros en la corteza de los árboles y obtener su exudado, un componente básico de su dieta.

Mico munduruku, un descubrimiento emocionante que ya preocupa los conservacionistas por sus inciertas perspectivas a largo plazo.

Si bien la mayoría de las colas de los titíes amazónicos son negras, la especie recién identificada, la cual recibió el nombre de Mico munduruku, tiene una cola blanca, patas, manos y antebrazos blancos, con una mancha de color beige amarillento en el codo y la espalda.

El hallazgo fue casual. En un área adyacente de los ríos Tapajós y Jamanxim, sentados en las copas de los árboles, se encontraba una banda de titíes exhibiendo su particular pigmentación, en especial una llamativa cola blanca, la cual llamó poderosamente la atención de Rodrigo Costa-Araújo, del Instituto Nacional de Investigación Amazónica en Brasil.

Panorama incierto

Ávido por conocer más sobre estas llamativas criaturas, en un lapso de tres años, el investigador Costa-Araújo organizó una decena de expediciones a ubicaciones que suponían podía avistar a los pequeños monos de cola blanca.

Desafortunadamente, la zona donde se realizó el hallazgo es uno de los principales frentes de destrucción forestal del Amazonas.

En cada avistamiento del tití de cola blanca, los investigadores registraron, la hora, las coordenadas geográficas y las características del entorno.

Permisados por el Instituto para la Conservación de la Biodiversidad, una división del Ministerio de Medio Ambiente de Brasil, Costa-Araújo y su equipo recolectaron cinco de estos especímenes para una examinación profunda.

Indudablemente, la inusual pigmentación de Mico munduruku, fue lo primero que le distinguió como especie en su género, lo segundo se centró en sus características genéticas. El análisis del ADN reveló que, aunque están estrechamente relacionados, la nueva especie se distingue genéticamente de otros titíes de la región.

De acuerdo a la ubicación de su descubrimiento, los investigadores dicen que el mono es endémico en un área de aproximadamente 55.000 kilómetros cuadrados, que desafortunadamente, es uno de los principales frentes de destrucción forestal. Además de la tala y la expansión agrícola, se aprobó la construcción de cuatro centrales hidroeléctricas, las cuales inevitablemente invadirán el hábitat del pequeño Mico munduruku.

Referencia: The Munduruku marmoset: a new monkey species from southern Amazonia. PeerJ, 2019. https://doi.org/10.7717/peerj.7019