Las gaviotas (Larus argentatus) tienen mala reputación por pellizcar la comida de la gente. Pero de acuerdo a los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Exeter en Reino Unido, observar a las gaviotas hace que sea menos probable que roben tu comida.

Los resultados del estudio sugieren que al menos algunas gaviotas son capaces de responder a las señales sutiles del comportamiento humano, lo que indica que una mayor vigilancia por parte de las personas puede reducir el comportamiento de robo de alimentos.

Disminución de las aves migratorias podría deberse a los pesticidas

Tentación vigilada

El estudio tuvo lugar en las ciudades costeras de Cornwall, un condado en el Reino Unido que incluye cientos de playas de arena. En cada ciudad, los investigadores colocaron una bolsa de papas fritas (chips) en el suelo y midieron el tiempo que les tomó a las gaviotas para acercarse a los alimentos cuando alguien las estaba mirando o desviando la mirada.

Las gaviotas son animales carroñeros y depredadores que tienen la mala reputación por pellizcar la comida de la gente.

Los investigadores descubrieron que las gaviotas se acercaban a la comida más lentamente o nada cuando estaban siendo observadas, mientras que muchas se acercaban en segundos cuando el experimentador desviaba la mirada.

Al vigilar a las gaviotas, las personas podrían ahorrar su almuerzo mientras reducen los encuentros negativos con esta especie en rápido declive.

Fuente constante de tensión

Los investigadores intentaron realizar la prueba en 74 gaviotas, pero la mayoría se fue volando o no se acercaron. Solo 27 se acercaron a la comida y 19 completaron las pruebas de “mirando” y “mirando hacia otro lado”, por lo que los hallazgos se derivan de ese grupo de aves.

Aunque la población general de gaviotas registra un declive marcado, su presencia en zonas urbanas ha aumentado.

La doctora Madeleine Goumas, catedrática en el Centro para la Ecología y la Conservación de la Universidad de Exeter y autora principal de la investigación, se refirió a los resultados del estudio y comentó:

“Con frecuencia, las gaviotas se consideran agresivas y están dispuestas a tomar comida de los humanos, por lo que fue interesante descubrir que la mayoría ni siquiera se acercó durante nuestras pruebas”.

¿Qué tan inteligentes son los cuervos?, la respuesta podría sorprenderte

Las gaviotas son animales carroñeros y depredadores, y el conflicto entre las gaviotas y los humanos es una fuente constante de tensión en las costas de todo el mundo. Algunos ciudadanos culpan a las personas que alimentan intencionalmente a las gaviotas, mientras que otros critican la disponibilidad de alimentos en la basura, lo que representa una fuente confiable de nutrientes.

En su entorno natural estas aves se alimentan de pescado y algunos invertebrados, por lo que los investigadores planean estudiar cómo comer alimentos humanos puede afectar a las gaviotas y a sus polluelos a largo plazo.

Referencia: Herring gulls respond to human gaze direction. Biology Letters, 2019. http://dx.doi.org/10.1098/rsbl.2019.0405

Más en TekCrispy