El aguacate (Persea americana) es una fruta mantecosa muy apreciada en Latinoamérica, tanto como acompañante como base para cremas y aderezos para ensaladas. Además de ello, es reconocido por contener grasas muy sanas, por lo que los médicos recomiendan su consumo.

Existen muchos tipos de aguacate, pero el aguacate Hass es el más numeroso de todo el mundo. Se plantó por primera vez en la década de 1920, pero hasta ahora no se sabía demasiado sobre el origen de esta fruta.

Ahora una investigación dirigida por el Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (LANGEBIO) en México, la Universidad Tecnológica de Texas y la Universidad de Buf, los científicos lograron secuenciar el genoma de la fruta.

En su publicación en la revista Proceedings Of The National Academy Of Sciences reveló que el aguacate Hass heredó aproximadamente el 61 por ciento de su ADN de variedades mexicanas y aproximadamente el 39 por ciento de las guatemaltecas.

Luis Herrera-Estrella, Profesor Distinguido del Presidente de Genómica de Plantas en la Universidad Tecnológica de Texas, dirigió la investigación luego de hacer colaboraciones significativas con LANGEBIO.

Herrera-Estrella señala que a pesar de que existe una amplia variedad de aguacates, la mayoría de las personas solo ha probado el Hass y uno que otro tipo. Sin embargo, las otras variedades existentes representan recursos genéticos para la producción futura de aguacates, algo que constataron con su estudio como ya mencionamos.

“El aguacate es un cultivo de enorme importancia a nivel mundial, pero particularmente para México. Aunque la mayoría de las personas solo han probado Hass o un par de otros tipos, hay una gran cantidad de grandes variedades de aguacate en el centro de diversidad mexicano de la especie, pero pocas las personas los habrán probado a menos que viajen al sur de la frontera de los Estados Unidos. Estas variedades son recursos genéticos para el futuro del aguacate. Necesitábamos secuenciar el genoma del aguacate para hacer que la especie sea accesible a los esfuerzos modernos de mejora genómica asistida”.

Cuando los aguacates no eran tan populares

El aguacate es popular a nivel internacional desde el siglo XX, sin embargo, su origen es aun más antiguo e incluso los Aztecas los utilizaban en sus comidas.

El aguacate se puso de moda a nivel internacional apenas en el siglo XX, sin embargo, sus orígenes son mucho más antiguos y se encuentran en América Central y América del Sur. De hecho, hace cientos de años, los aztecas los usaban para hacer una salsa llamada āhuacamolli a base de la fruta machacada.

También indican que en la prehistoria, los aguacates también pudieron haber conformado el alimento de megafauna, como los perezosos gigantes, cuyos orígenes también fueron desvelados recientemente. Victor Albert, coautor de la investigación con Estrella-Herrera, señala que es probable que estos animales fueran los que dispersaran la planta al lanzar su semilla a lugares lejanos.

La historia familiar del aguacate

El aguacate puede formar parte del una línea de plantas de flores que se separaron hace unos 150 millones de años.

La investigación no se centró en determinar la edad del aguacate, sino en conocer a su familia. Veremos pues cómo el aguacate cambió genéticamente a partir de otros magnoliides hasta conformar su propia especie.

Es por ello que los científicos utilizaron el genoma de la fruta, el cual les permitió conocer su historia familiar y de esta forma, mejorar los cultivos en México y hacerlos de manera más estratégica.

“Estudiamos el pasado genómico del aguacate para diseñar el futuro de este cultivo estratégico para México. El largo ciclo de vida del aguacate dificulta los programas de mejoramiento, por lo que las herramientas genómicas permitirán crear programas de mejoramiento más rápidos y efectivos para la mejora de esta fruta cada vez más popular”.

El aguacate forma parte de un grupo relativamente pequeño de plantas llamadas magnoliides, hermosas plantas con flores blancas que se resultaron de la separación de otras plantas con flores hace aproximadamente 150 millones de años.

Sin embargo, estos científicos no han logrado comprobar que los magnoliides aparecieron antes que los eudicots y monocotiledóneas. De modo que por el momento, no pueden asegurar que los aguacates sean más antiguos que estas plantas de flores, sino que, de ser cierta esta hipótesis, estos tuvieron lugar en la línea hereditaria que se separó de otras plantas de flores antes que eudicots y monocotiledóneas.

“Una de las cosas que hicimos en el documento fue tratar de resolver el problema de cuál es la relación de los aguacates con otras plantas con flores importantes? Y esto resultó ser una pregunta difícil. Debido a que los magnoliides divergieron de otros grupos principales de plantas con flores tan rápido y tan temprano, en un momento en que otros grupos principales también divergían, todo es totalmente misterioso. Hicimos contribuciones para encontrar una respuesta al comparar el genoma del aguacate con el genomas de otras especies de plantas, pero no llegamos a una conclusión firme”.

Los autores también señalan que el aguacate experimentó dos poliploidías, un fenómeno genético en el que ocurre un incremento en el número de cromosomas divididos en tres o más juegos completos que pueden ser de la misma o de distintas especies.

Muchos de los genes que se duplicaron en estos procesos se eliminaron, mientras que otros desarrollaron funciones nuevas y útiles que persisten en los aguacates de nuestros tiempos actuales.

Protección contra hongos y agricultura estratégica

Otro punto digno de mención es que los aguacates aprovecharon una segunda clase de genes copiados que los hacen útiles para la fabricación de productos químicos que ahuyenten a los hongos. El conocimiento de ello puede ayudar en la mejora de la agricultura, como indica Herrera-Estrella:

“En las plantas, los genes retenidos de los eventos de poliploidía a menudo tienen que ver con grandes cosas reguladoras. Y los genes que se mantienen fuera de los eventos de duplicación únicos más limitados a menudo tienen que ver con las vías biosintéticas donde se producen estos químicos: sabores, químicos que atraen insectos, químicos que combaten los hongos. Las plantas son excelentes químicos”.

Tenemos pues que más allá de conocer su historia, los hallazgos de esta investigación han proporcionado información de relevancia para la mejora de sus cultivos. Bien sabemos que se trata de un ingrediente muy popular a nivel internacional, y su mercado crece a nivel mundial. Para 2017, México era el mayor productor y exportó alrededor de US$ 2.5 mil millones de la fruta para ese año, por lo que la perfección de su cultivo es de relevancia en la industria alimentaria mundial.

Referencia:

The avocado genome informs deep angiosperm phylogeny, highlights introgressive hybridization, and reveals pathogen-influenced gene space adaptation. DOI: 10.1073/pnas.1822129116