La tuberculosis es una de las enfermedades más antiguas para la humanidad. Se estima que ha estado presente desde hace 15,000 a 20,000 años, como resultado de la evolución de microorganismos dentro del género Mycobacterium.

Es sumamente contagiosa, y a pesar de ser capaz de causar la muerte en muchos casos, también existen aquellos que portan el virus pero no presentan ningún síntoma, y tampoco pueden contagiar a las personas en su entorno. No obstante, si no reciben el tratamiento para la tuberculosis latente (LTBI), como se conoce esta condición, aumenta el riesgo de que en algún momento desarrollen la enfermedad.

A pesar de que las muertes por tuberculosis se han reducido considerablemente en comparación con la antigüedad, esta sigue siendo objeto de estudio para la comunidad científica.

Bacteria Mycobacterium tuberculosis (Mtb).

Esta vez, investigadores del Hospital de la Universidad de Aarhus y la Universidad de Aarhus, Dinamarca, se reunieron para estudiar su prevalencia en la población y encontraron que una de cada cuatro personas en el mundo porta la bacteria de la tuberculosis en su cuerpo.

Los investigadores hicieron una revisión de 88 estudios científicos realizados en 36 países diferentes sobre la tuberculosis, y encontraron una prevalencia del 24,8 por ciento.  Asimismo, estimaron la prevalencia también en aquellos países en los que no hay estudios disponibles, pudiendo así calcular esta prevalencia global aproximada.

Se había estimado que entre un tercio y cuarto de las personas en el mundo tienen tuberculosis latente, sin embargo, este nuevo estudio ha revelado que la cantidad de contagiados es menor.

¿Es posible erradicarla en los próximos años?

Sin embargo, las cifras siguen siendo considerablemente altas, y basadas en ellas, es bastante difícil cumplir con el objetivo de erradicar la enfermedad para 2035, un objetivo planteado por la Organización Mundial de la Salud.

Y no es para menos. La tuberculosis afecta a más de 10 millones de personas cada año y mata hasta 2 millones. Esta es considerada como la más mortal entre las enfermedades infecciosas humanas.

Christian Wejse, especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital de la Universidad de Aarhus y profesor asociado en Universidad de Aarhus, agrega que para lograr dicho objetivo es necesario tratar también a las personas con tuberculosis latente, pues como ya mencionamos, estos también son propensos a desarrollar la enfermedad más adelante y contagiar a otras personas.

Referencia:

The global prevalence of latent tuberculosis: a systematic review and meta-analysis. http://dx.doi.org/10.1183/13993003.00655-2019

Más en TekCrispy