Transferir archivos a otros usuarios es un asunto que desde el computador se ha solucionado de muchas formas, sin embargo, desde el smartphone las cosas son distintas. El viejo bluetooth ya no resulta tan solvente para archivos grandes y el resto de soluciones implican la descarga de los archivos haciéndonos consumir una gran cantidad de datos móviles.

En ese sentido, queremos presentarte 3 aplicaciones que te ayudarán a transferir archivos desde Android valiéndote de la red WiFi. De esta manera, no necesitarás consumir los datos de tu plan para compartir archivos con otros usuarios.

ShareIt

ShareIt es una de las principales soluciones que puedes ocupar si necesitas compartir archivos desde tu smartphone hacia el de otros usuarios. La aplicación cuenta con una opción llamada “Group Share” que te permitirá compartir archivos con un grupo de usuarios que se conecten a la red WiFi del dispositivo.

Para ello, debes iniciar el hotspot de tu equipo y luego ejecutar la aplicación. Acto seguido, dirígete a la opción Group Share que empezará a recibir a los dispositivos que se conecten. Luego podrás ver una lista de usuarios conectados, con quienes podrás compartir cualquier archivo que tengas en la memoria del equipo.

Para bajarlo, sigue este enlace.

Fast File Transfer

Esta aplicación resulta perfecta para cualquier persona que quiera compartir archivos desde su smartphone con otros usuarios sin incurrir en gastos adicionales. Es decir, para transferir archivos desde esta app no necesitarás estar conectado a internet, ni siquiera el receptor debe tener la aplicación instalada. Cuando ejecutas la app, se muestran las instrucciones para los dos mecanismos que tiene disponible para transferir datos.

Uno es a través de un código QR y en el otro, la aplicación invita a visitar una dirección IP para recibir el archivo. En ese sentido, para aplicar cualquiera, deberás encender el hotspot del dispositivo y esperar que los usuarios se conecten para compartir.

Obten la app desde este enlace.

WebSharingLite

WebSharingLite trabajo bajo un mecanismo similar a la aplicación anterior de manera que, los usuarios deberán conectarse a la dirección IP proporcionada por la app. La diferencia es que la app convierte tu smartphone en una especie de servidor de archivos puesto que, al ingresar a la IP indicada los usuarios tendrás en frente todos los archivos de tu dispositivo. De esta manera, podrán ingresar y descargar lo que necesiten.

Para bajarla, sigue este enlace.