Los humanos actuales vienen con un accesorio incluido: su teléfono celular. No lo sueltan ni en el colegio, ni en el trabajo, ni mucho menos en el baño. La situación es estimulada por la presencia de las redes sociales, a las cuales se puede acceder fácil y cómodamente desde dichos dispositivos, y a través de las cuales podemos mantenernos en contacto con otros.

Cuando transmiten un programa en vivo, como la entrega de los premios Oscar, Juego de Tronos o el Miss Universo, redes sociales como Twitter se llenan de usuarios activos que van comentando conforme avanzan los eventos.

Para muchos la televisión podría estar pasando de moda, y quizás estén en lo cierto. Y es que cuando las personas empiezan a tuitear en vivo y revisar los tuits de otros usuarios es difícil que se detengan. Se trata de una actividad sumamente inmersiva.

Esto llamó la atención de los investigadores de la Universidad de Connecticut, quienes recientemente publicaron un artículo en Journal of Broadcasting & Electronic que revela que ver televisión y tuitear a la vez reducen significativamente el disfrute del primero. Veamos cómo llegaron a ello.

Teoría del transporte

Cuando ponemos mucha atención en una actividad, tendemos a transportarnos. Experimentamos emoción y disfrute y el tiempo pasa volando.

¿Recuerdas la teoría de la relatividad? Por lo general, sentados en la sala de espera de un consultorio médico 10 minutos podrían parecer una eternidad. Sin embargo, el tiempo parece pasar más rápido cuando estamos haciendo algo que nos gusta.

Esto podría aplicar también para la teoría del transporte, un concepto usado para referirse al proceso de inmersión que experimentan las personas cuando realizan una determinada actividad. En un estudio previo, los investigadores lo definieron como “un proceso mental distinto, una fusión integradora de atención, imágenes y sentimientos”.

Nos referimos a la sensación de “transporte” que tenemos al leer un buen libro, al ver una thriller psicológico y hasta cuando estamos trabajando en un proyecto que nos apasiona, y sentimos precisamente que el tiempo pasa volando.

Esta sensación está asociada al disfrute. Es por ello que algo tan simple como ver televisión nos resulta divertido, pues nos permite transportarnos olvidando lo que ocurre a nuestro alrededor y al mismo tiempo experimentando mayores niveles de emoción

Tuitear viendo Friends

Más de la mitad de los jóvenes entre 18 y 24 años de edad debaten en las redes sociales mientras ven televisión. Partiendo de ello y de la teoría del transporte, el Dr. Suji Park y su equipo de investigadores reunieron a varios estudiantes para que vieran un episodio de la popular serie de televisión Friends bajo ciertas condiciones.

Formaron grupos entre 5 y 8 estudiantes que luego visualizaron Friends juntos dentro de una habitación. El grupo experimental usó Twitter para comentar en vivo con otros espectadores, mientras que el grupo de control se limitó a ver la serie.

Luego de ello, los participantes procedieron a completar una encuesta sobre su compromiso y el disfrute que obtuvieron en el episodio.

Al analizar los resultados, los investigadores encontraron que a pesar de que todos los tuits publicados por los participantes durante la emisión del programa eran referentes a este, lo cierto es que estos lo habían disfrutado menos en comparación con el grupo que no utilizó a la red social.

Los participantes que tuitearon experimentaron sensación de transporte, menos disfrute y menos emociones positivas y sociales que aquellos que vieron el programa sin tuitear al respecto.

Ahora bien, es necesario acotar que el disfrute también es algo relativo en los seres humanos. Los investigadores han tomado en cuenta ello, y piensan que algunas personas que tuitean en vivo encuentran ventajas en hacerlo, como el hecho de conectarse con otros o simplemente evitar el aburrimiento. Esto es digno de una investigación más profunda, por lo que sugieren repetir el estudio en un contexto más cotidiano y espontáneo que el utilizado para esta investigación.

Los humanos no son multitareas

A pesar de que hemos conocido a algunas personas capaces de hacer varias cosas a la vez con gran eficiencia, los resultados de esta investigación nos recuerdan que esta no es una cualidad típica en los seres humanos.

No somos multitarea. Por lo general, cuando abordamos una actividad, tratamos de enfocar toda nuestra concentración en ella para completarla sin errores. De hecho, a más de uno le ha pasado que al no poder concentrarse, o simplemente hacer varias cosas a la vez, los resultados no son los esperados.

Referencias:

The role of transportation in the persuasiveness of public narratives. https://psycnet.apa.org/buy/2000-00920-003

Do You Enjoy TV, while Tweeting? Effects of Multitasking on Viewers’ Transportation, Emotions and Enjoyment. https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/08838151.2019.1622340