Como ingrediente, el sésamo, también conocido como ajonjolí, es bastante popular. Se encuentra en el tahini y el sushi, con frecuencia se mezcla en la granola, se espolvorea sobre los bagels o se usa como saborizante en una variedad de platos.

Pero según una nueva investigación, esto puede ser un problema para un número considerable de personas.

Comer frituras empeora el cáncer de colon y la colitis

Un alérgeno a tener en cuenta

Si bien estudios anteriores sugieren que la alergia al sésamo afecta a alrededor del 0,2 por ciento de los niños y adultos de Estados Unidos, una nueva investigación estima que el número de personas alérgicas al sésamo es mayor a lo que se creía.

Aunque la confirmación clínica de alergias alimentarias es esencial, una proporción relativamente baja de la población manifestó que su alergia había sido diagnosticada por un médico.

En lo que se ha catalogado como la revisión más completa de las alergias al sésamo realizada hasta la fecha, el estudio encontró que más de 1,5 millones de personas en los Estados Unidos, o casi el 0,5 por ciento de todos los adultos y niños, son alérgicos a la semilla popular.

Sin embargo, a diferencia de los alérgenos más conocidos como el maní y la leche, no existen requisitos gubernamentales para la emisión de advertencias en las etiquetas de los productos alimenticios que contienen sésamo.

Los hallazgos del estudio se producen en un momento en que la FDA está considerando agregar el sésamo a su lista de los principales alérgenos que deben tenerse en cuenta en el empaquetado de los alimentos.

Examinando diagnósticos y síntomas

Para este estudio, los investigadores distribuyeron encuestas sobre diagnósticos y síntomas de alergia alimentaria a casi 80.000 personas diferentes en más de 50.000 hogares.

El sésamo es un ingrediente popular utilizado en una variedad de platos.

Los investigadores encontraron que el 0,23 por ciento de la población tiene antecedentes de reacciones alérgicas significativas al sésamo. De hecho, un tercio de las personas con alergias al sésamo informaron que necesitaban epinefrina, un medicamento de emergencia utilizado en el caso de reacciones alérgicas graves.

Los refrescos una vez más se asocian con la muerte prematura

Curiosamente, los investigadores notaron que una proporción relativamente baja de la población, 0,11 por ciento, manifestó que su alergia había sido diagnosticada por un médico.

La confirmación clínica de la sospecha de alergias alimentarias es esencial para reducir el riesgo de evitar alérgenos innecesariamente, así como para garantizar que los pacientes reciban asesoramiento esencial y prescripción de epinefrina de emergencia.

A diferencia de las alergias a la leche y al maní, que con frecuencia se desarrollan temprano en la vida y se superan en la adolescencia, la alergia al sésamo afecta a niños y adultos en un grado similar. Los investigadores también encontraron que 4 de cada 5 pacientes con alergia al sésamo tenían al menos otra alergia alimentaria.

Referencia: Prevalence and Severity of Sesame Allergy in the United States. JAMA Network Open, 2019. https://doi.org/10.1001/jamanetworkopen.2019.9144

Más en TekCrispy