Foto: GMTO

Durante toda la historia de la humanidad, las personas han mirado hacia el cielo en busca de respuestas sobre el origen de la vida humana, nuestros vecinos estelares e incluso si existen otros seres en planetas vecinos. Muy pronto, los científicos contarán con una importante herramienta para el estudio de los astros: el Telescopio Gigante de Magallanes (GMT, por sus siglas en inglés). Se espera que, cuando esté finalizado, este sea el telescopio más grande del mundo.

Patrick McCarthy, vicepresidente y astrónomo del programa GMT, es el principal líder del grupo internacional que fabrica este telescopio. En declaraciones recientes a CBS News, el científico dijo que el 97 por ciento del universo es una incógnita para los astrónomo, por lo que McCarthy y su equipo han trabajado arduamente durante los últimos años para cambiar esa realidad.

El gran telescopio cuenta con 7 espejos circulares de 8.22 metros fabricados en vidrio especial proveniente de tierras japonesas. Estos espejos se funden en un horno giratorio que alcanza temperaturas de 11,648.88 grados Celsius. En este sentido, el astrónomo afirmó:

Es un verdadero desafío de pulido de precisión (…) Y cada espejo, cuando está terminado, es tan preciso y tan liso que parece del tamaño de los Estados Unidos continentales, la distancia entre los picos más altos de las montañas y los valles más profundos sería media pulgada. Es así de suave.

La espera valdrá la pena

Fot: GMTO

A los investigadores les ha llevado 18 meses finalizar un solo espejo de 16.5 toneladas, sin embargo, McCarthy es entusiasta con el avance del proyecto y afirma que valdrá la pena la espera cuando el GMT esté listo. De hecho, es el segundo espejo que ha sido finalizado. Jared Males, miembro del departamento de astronomía de la Universidad de Arizona, considera que el telescopio es un gran avance en las capacidades de los científicos para el estudio del universo.

El GMT se ubicará en lo más alto de una montaña en Chile, específicamente en un observatorio en el desierto de Atacama. El equipo de fabricación espera que este proyecto esté finalizado a mediados de la próxima década, es decir, para el año 2025.