Un estudio realizado por investigadores de la Universidad City de Londres, la Universidad Northwestern y la Universidad de Chicago, muestra que las personas son más propensas a hacer juicios sobre un grupo basándose en la información de los miembros que están etiquetados como los primeros o número uno.

Los investigadores utilizaron siete estudios separados para confirmar que el desempeño del primer miembro de un grupo puede influir significativamente en la percepción de las personas sobre el resto del grupo.

El primero es el más representativo

Una muestra de las implicaciones de esta investigación se puede encontrar en supermercados o minoristas donde se usan cajas registradoras numeradas, específicamente en las etiquetadas con el número uno.

La investigación encontró que el efecto se replica al juzgar a estudiantes, atletas e incluso caballos de carreras.

Debido a que el número uno en una caja etiqueta a su cajero como el primer miembro del grupo, aunque en realidad es un número arbitrario, una persona que tenga una mala experiencia con el cajero número uno juzgará a toda la tienda con más dureza que si tuvo una mala experiencia en el cajero número tres, cinco o cualquier otro número.

Por el contrario, una experiencia agradable en la caja número uno dará como resultado una percepción más positiva sobre la tienda que en cualquier otra caja.

Los investigadores explican que esto se debe a que, en la experiencia de las personas, el primer miembro con frecuencia es influyente para el grupo y las personas luego aplican esta lógica a los primeros miembros en general.

En una de las pruebas realizadas en la investigación, a los participantes se les presentó un escenario en el que cinco investigadores internacionales de cáncer reciben visas de trabajo temporales con potencial de extensión.

Cuando se les dijo a los participantes que el científico cuya visa fue aprobada por primera vez cometió un grave error, era más probable que juzgaran a todo el grupo de científicos como incompetentes y se mostraron menos propensos a apoyar la extensión de sus visas de trabajo.

Efecto replicado

Este efecto ocurrió aunque no había razón para creer que el primer investigador fuera especial de ninguna manera, o que el grupo fuera realmente incompetente. En cambio, los participantes estaban listos para deportar a los científicos porque “la manzana podrida” de su grupo resultó ser la primera.

Los investigadores señalan que el primer empleado de una empresa da forma a su cultura mucho más que los empleados posteriores.

Otros estudios realizados durante la investigación encontraron que el efecto se replica al juzgar a estudiantes, atletas e incluso caballos de carreras.

Como explica la doctora Janina Steinmetz, afiliada a la Escuela de Negocios de la Universidad City de Londres y autora principal de la investigación:

“Si el primer caballo de un grupo que se entrena en conjunto corre muy lentamente en su carrera, entonces se espera que otros miembros de su grupo también sean lentos y es menos probable que la gente apueste por ellos”.

Estos hallazgos tienen varias implicaciones teóricas. Mientras que investigaciones anteriores encontraron que el diagnóstico depende de la similitud del grupo, esta investigación encontró que dentro de un grupo dado (homogéneo), los primeros miembros son más representativos que los otros miembros.

Referencia: The first-member heuristic: Group members labeled “first” influence judgment and treatment of groups. Journal of Personality and Social Psychology, 2019. http://dx.doi.org/10.1037/pspi0000201