Dos años estuvimos esperando el anuncio de la renovación de ‘Mindhunter’ para una segunda temporada, ahora, solo dos semanas después de que la plataforma de Netflix anunció que esto se haría realidad, podemos ver el primer tráiler de lo que será esta nueva entrega de la historia que se centra en estudiar la mente de los criminales más atroces de la América de los 70-80.

En esta oportunidad, por fin, podremos echarle un vistazo bien de cerca al Charles Manson del que tanto se ha hablado, y no, no precisamente estamos hablando de él por haber sido el líder de la Familia Manson, en cambio, es porque desde que Quentin Tarantino y David Fincher –creador del show– anunciaran que ambos seleccionaron al mismo actor para interpretarlo en distintas producciones el nombre del australiano Damon Herriman ha sonado bastante.

Quienes habrán visto la primera temporada, habrán notado que el nombre de Manson es bastante detestado en la comunidad estadounidense por los terribles crímenes que cometió, sin embargo, para los agentes del FBI Holden Ford (Jonathan Groff) y Bill Tench (Holt McCallany) es prácticamente el foco principal del estudio psicológico que se encuentran haciendo junto con la Dra. Wendy Carr (Anna Torv).

Indagando en las mentes más peligrosas

Desde un principio sabíamos que Manson aparecería en esta temporada, pero lo que podría parecer una “sorpresa” igual de agradable es que gracias a este primer teaser sabemos que David Berkowitx, aka El Hijo de Sam, también dirá presente en la segunda parte de la serie de Fincher.

De acuerdo con el director, estos dos personajes son pieza clave de la temporada que se estrenará el próximo 16 de agosto en la plataforma de Netflix, debido a que sus crímenes son dignos de estudios, sobre todo porque causaron un cambio impactante en la conciencia pública con respecto a los “pasado por alto”, asesinos en serie.

“En los años 70, post-Manson, post-Son of Sam, post-Zodiac, realmente hubo, no creo que se pueda decir que fue una epidemia, pero definitivamente hubo la sensación de que la noción de esto se nos estaba escapando”.

Para la segunda temporada, Fincher pretende fijar los acontecimientos en algún lugar de 1979 y 1981, lo que quiere decir que son solo pocos años después de que ocurrió la primera parte. Esto para poder enfocar esta nueva parte en los asesinatos que azotaron la ciudad de Atlanta durante ese tiempo, en los que al menos 28 niños, adolescentes y adultos fueron víctimas de un asesino serial. “Probablemente podríamos haber hecho tres temporadas en los asesinatos de niños de Atlanta”, dijo Fincher. “Es una historia enorme, radical y trágica”.