Foto: Reuters

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha emitido un dictamen que obliga a los minoristas en línea a solicitar autorización de los usuarios para enviar sus datos personales a Facebook cuando seleccionen el icono “Me gusta” en sus sitios web.

La ley de protección de datos de la región afirma que cada una de estas compañías y el gigante de las redes sociales tienen la responsabilidad de recopilar los datos de los usuarios y enviarlos a los servidores de Facebook en Irlanda para garantizar el proceso de transparencia al que se comprometió la compañía de Mark Zuckerberg. En la resolución, la máxima institución legal de Europa afirmó:

La transmisión se produce sin que el visitante se dé cuenta y sin importar si es miembro de la red social Facebook o si ha hecho clic en el botón ‘Me gusta’.

Transparencia de datos

Según el TJUE, estas compañías deben alertar a los usuarios y solicitar su autorización para cualquier dato que se pretenda recopilar. Sin embargo, y por fortuna para los minoristas, no serán responsables de lo que Facebook haga con dicha información.

Facebook prueba videos con reconocimiento facial para combatir cuentas falsas

Tras la decisión del tribunal, Monique Goyens, miembro de la Organización Europea del Consumidor, aseguró que estos sitios web ya no pueden esconderse tras la responsabilidad de Facebook, y deben respetar la decisión de los usuarios de compartir o no su información de navegación.

La decisión del TJUE se produce luego de que la agencia de consumidores alemana presentó una demanda contra Fashion ID, ya que el sitio web de ropa en línea incluía el botón “Me gusta” de Facebook para atraer a los usuarios a comprar sus productos. Sin embargo, la agencia de comercio Bitkom, que también opera en Alemania, criticó la medida del TJUE, y aseguró que esto perjudicaría a los minoristas, obligándoles a gastar dinero adicional sin proteger realmente a los usuarios.

Más en TekCrispy