El consumo de alcohol continúa siendo una preocupación de salud pública y es uno de los principales factores de riesgo de lesión, discapacidad o muerte en todo el mundo. Además de las consecuencias negativas graves a largo plazo, el consumo de alcohol también está asociado con una serie de consecuencias negativas a corto plazo, incluida la pérdida de memoria inducida por el alcohol.

En los últimos tiempos, las redes sociales se han vuelto cada vez más populares y son un espacio común para que las personas discutan sobre el consumo de alcohol y sustancias. Pero hasta la fecha, ningún estudio ha examinado la discusión sobre la pérdida de memoria relacionada con el alcohol (los llamados apagones) en Twitter, a pesar del valor que dicha exploración puede tener para nuestra comprensión de las actitudes y comportamientos relacionados.

Una fuente de información reveladora

La pérdida de memoria inducida por el alcohol, popularmente referido como un apagón, es un período de tiempo en el que un individuo tiene una ausencia de memoria. Desafortunadamente, debido a que el bebedor responde y está consciente durante un apagón, este es un estado que se asocia con un aumento en otras consecuencias negativas relacionadas con el alcohol, como lesiones, ingresos a salas de emergencias, entre otros.

Se estima que más del 40 por ciento de la población con edades entre 18 y 29 años son usuarios de Twitter.

En la última década, las redes sociales se han vuelto cada vez más populares, y Twitter, una plataforma gratuita en la que los usuarios pueden publicar microblogs públicos, es de las que goza de mayor popularidad.

Aunque Twitter tiene una gran aceptación en todos los grupos de edad, es particularmente popular entre los adultos jóvenes, que también reportan los niveles más altos de uso de sustancias y de consumo peligroso de alcohol.

Dado que hay una cantidad significativa de contenido público generado en forma de tweets, aproximadamente 500 millones diarios, los investigadores están comenzando a recolectar y analizar estas expresiones como una fuente de información reveladora.

Alentar conductas de riesgo

En este sentido, un equipo de científicos recopiló y examinó un conjunto de tweets publicados durante entre el 26 al 29 en abril de 2018, que hacían referencia a los planes de las personas para beber hasta “desmayarse”.

Además de las consecuencias negativas graves a largo plazo, el consumo de alcohol también está asociado a secuelas a corto plazo, incluida la pérdida de memoria inducida por el alcohol.

Los investigadores encontraron que casi un tercio de los tweets incluyó motivos específicos, siendo los más comunes, celebraciones relacionadas a cumpleaños, logros escolares o laborales, resultados de eventos deportivos o feriados.

Otra razón común observada se refería a lidiar con el estrés, las emociones negativas o pérdidas románticas o de seres queridos. Fue frecuente encontrar expresiones como: “estoy tan estresado que necesito emborracharme esta noche” y “quiero emborracharme para olvidarme de este año horrible”.

De acuerdo a los investigadores, tales expresiones públicas pueden normalizar y alentar conductas de riesgo en otros.

Los autores manifestaron que sus hallazgos mejoran la comprensión de las actitudes y comportamientos asociados con el consumo de alcohol, y servirán de guía a investigaciones futuras que indaguen los vínculos entre las intenciones de los bebedores y su comportamiento real.

Referencia: “Can’t Wait to Blackout Tonight”: An Analysis of the Motives to Drink to Blackout Expressed on Twitter. Alcoholism: Clinical & Experimental Research, 2019. https://doi.org/10.1111/acer.14132