Un estudio reciente realizado por investigadores británicos realizó una encuesta a 20,000 personas relacionada con sus niveles de bienestar general y la frecuencia con la que visitan espacios verdes o tienen contacto con la naturaleza.

Encontraron que a pesar de que muchos de ellos no expresaron mayor bienestar por haber pasado menos de dos horas al aire libre, sí se observó que aquellas que invirtieron un poco más de este tiempo en conectarse con la naturaleza tuvieron niveles de salud y bienestar general más elevados que los anteriores.

Dichos hallazgos solo corroboraron la teoría de muchos especialistas de que los seres humanos necesitan dedicar tiempo a la distracción en lugares naturales y apartarse un poco del estrés laboral, académico e incluso doméstico. Pero más allá de eso, nos lleva a reflexionar sobre la importancia que tiene la preservación de la naturaleza para nuestra existencia, la cual trasciende el simple suministro de oxígeno y alcanza nuestra salud mental.

Ahora una nueva investigación se ha centrado en determinar si entre los diferentes tipos de espacios verdes existe uno o algunos en particular que tengan mayor influencia en la salud mental. Los hallazgos han sido publicados en la revista JAMA Network.

Las copas de los árboles se asocian con mejor salud mental

Los espacios con árboles son mejores para evitar trastornos psicológicos, mientras que aquellos con mucho césped no son buenos contribuyentes.

Investigadores reunieron a más de 46,000 adultos mayores de 45 años de tres localidades de Australia: Sydney, Wollongong y Newcastle. De estos, el 5.1 por ciento tenía un alto riesgo de padecer trastornos psicológicos, el 16 por ciento padecía depresión o ansiedad, 9 por ciento calificaba su salud en un nivel justo o deficiente.

Se observó que la exposición a copas de árboles resultaba en menos probabilidades de malestar psicológico. Este resultado contrasta drásticamente con la exposición a espacios con pasto, que se asoció con una mayor probabilidad de padecer trastornos psicológico prevalentes, aunque ningún espacio verde tuvo relación directa con el desarrollo de depresión o ansiedad. Y no solo en lo que respecta a salud mental, pues se observaron resultados similares para la salud en general.

“En este estudio, la exposición al dosel de los árboles se asoció con un malestar psicológico menos frecuente e incidental y una mejor salud general autoevaluada; por lo tanto, la provisión de más copas de árboles puede ser una opción eficaz para apoyar la salud mental de la comunidad en las estrategias de ecologización urbana”.

De aquí podemos concluir que aquellos entornos en los que visualicemos la copa de los árboles pueden servirnos de apoyo para mejorar nuestra salud mental.

Ed Sheeran y el príncipe Harry se unen en un video viral por el día de la salud mental

Sin embargo, los autores de la investigación reconocen algunas limitaciones importantes en su estudio. Entre ellos, la salud que fue autoinformada por los participantes y puede estar influenciada por los estigmas sociales, así como también que no se consideró la historia migratoria de las personas. Muchas de las que expresaron bienestar al principio, pudieron haberlo obtenido mudándose al sitio que habitan en la actualidad, por ejemplo.

Los árboles están en riesgo

Ahora bien, el incremento de la población y la conformación de las grandes ciudades representan un grave peligro para los árboles, pues esto suele implicar su tala a gran escala. Sin árboles como toldo, las aceras son más calientes y quienes caminan por ellas están expuestos a mayores niveles de contaminación.

Además de ello, la naturaleza provee deleites visuales para los seres humanos. La presencia de árboles en la calle suele conformar vistas muy agradables para estos, que pueden resultar relajantes dentro de los altos edificios, carreteras y urbanismos de las ciudades.

Vemos pues que no basta únicamente con contar con algo de hierba en los jardines, sino que los árboles juegan un papel crucial en la vida de las personas. Si sentimos angustia o depresión, no estaría mal unirnos a las campañas de reforestación más cercanas a nuestra localidad.

Referencia:

Association of Urban Green Space With Mental Health and General Health Among Adults in Australia. https://jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2739050

Más en TekCrispy