Quizás, este tipo de descubrimiento e innovaciones lleguen a dar un poco de miedo, sin embargo, con la ética adecuada, se pueden lograr grandes cosas.

La Universidad de Colorado, en los Estados Unidos, ha desarrollado una computadora llamada Emonet, esta ha sido capaz de reconocer emociones al ser expuesta a diversas imágenes de distinto contenido, lo que establece un avance claro en lo que se venía trabajando en el área de la inteligencia artificial.

La visión, una parte fundamental

A lo largo de los años, diversos estudios han arrojado que el humano evalúa el ambiente y sus emociones responden a ese estímulo a través de nuestro sistema límbico. Sin embargo, el científico Philip Kragel ha establecido que la corteza visual representa un lugar protagónico dentro de la interpretación del espacio y nuestras emociones.

Es decir, lo que vemos tiene muchísimo más impacto dentro de nuestra emociones de lo que se piensa hoy en día. De hecho, esto puede estar alterado por la iluminación, el contenido y la forma.

Emonet: el futuro

Emonet fue configurado con una red neuronal existente llamada AlexNet, este se encuentra configurado para reaccionar a ciertos estereotipos emocionales a las fotografías. Sin embargo, dentro de Boulder, retocaron la red para modificar el cómo la computadora reaccionaba a algunos estímulos específicos.

Somerville se convierte en la segunda ciudad de EE.UU. en prohibir el uso de reconocimiento facial

Se le “mostraron” más de 25.000 imágenes que iban desde contenido erótico hasta imágenes de la naturaleza categorizando 20 emociones como: Deseo sexual, temor, horror o sorpresa.

Emonet acertó adecuadamente en 11 de las 20 tipos de emociones que se le fueron asignados, en algunas tuvo más aciertos que otras. Por ejemplo, tuvo un 95% de precisión con las imágenes que evocaban un deseo sexual sin embargo tuvo grandes problemas con emociones como la sorpresa, confusión o el asombro.

De hecho, un solo color puede causar una emoción en Emonet, cuando se le mostró el color negro arrojó que sentía ansiedad o con el rojo, deseo. Cuando se le mostraron perros cachorros dijo que se sentía divertido y así fue conjurando diversas reacciones a distintas imágenes.

Computadores que sienten 

Aún estamos lejos de lograr un resultado realmente óptimo en el procesamiento de sentimientos por parte de un equipo electrónico, sin embargo, los avances son abrumadores.

¿Cuál será su uso? ¿Cuales beneficios traerá a la sociedad? Eso está por verse, sin embargo, las tecnologías están corriendo a toda velocidad y solo es cuestión de tiempo para poder vivir esa realidad.

Más en TekCrispy