T-Mobile y Sprint se unen para convertirse en la nueva empresa de tecnología inalámbrica. El Departamento de Justicia anunció que aprobará el acuerdo valorado en USD$26,500 millones.

Tras un año de disputas y contratiempos, la fusión T-Mobile-Sprint ha llegado. Hace unos meses se conoció que las compañías debían sacrificar Boost Mobile, el servicio inalámbrico prepago de teléfonos celulares para que su asociación fuese aprobada.

En este sentido, se conoció que Deutche Telekom, la compañía matriz de T-Mobile, acordó vender algunos activos valorados en USD$5000, específicamente Boost Mobile a el proveedor de televisión Dish Network, según informe de Bloomberg.

Con esta adquisición, Dish también podrá usar la nueva red inalámbrica de T-Mobile durante al menos seis años, según una de las fuentes anónima. Así como también las marcas Boost, Virgin Mobile y Sprint Prepago.

Aunque la compañía ha sido muy reservada en cuanto a sus movimientos, se especula que pueda iniciar el desarrollo de su propia red inalámbrica en un futuro cercano. No obstante, con este movimiento, Dish también se convertiría en un principal competidor inalámbrico.

Alcatel Go Flip 3 llegará al mercado con Google Assistant

Makam Delrahim, asistente del fiscal general antimonopolio del Departamento de Justicia explicó: “Con esta fusión y la desinversión que acompaña, estamos ampliando la producción de manera significativa al garantizar que una gran cantidad de espectro no utilizado o infrautilizado actualmente esté disponible para los consumidores estadounidenses en forma de redes 5G de alta calidad“.

T-Mobile tiene sede en Bellevue, Washington y en 2018 facturó más de USD$43 mil millones, mientras que Sprint Corporation con sede en Kansas, facturó USD$32 mil millones en 2018.

Ajit Pai, representante de la FCC, manifestó su aprobación en mayo de 2019, después que ambas compañías se comprometieron a invertir en zonas rurales. Pero aún faltaba la aprobación del Departamento de justicia.

Cabe destacar que esta fusión aún no está definida, ya que T-Mobile y Sprint deben superar una demanda presentada por varios estados que están en contra de la asociación.

Más en TekCrispy