Antes de descontinuar y acabar completamente con Cortana, Microsoft ha decidido darle otra utilidad a este asistente virtual mostrándola como una habilidad que podrá ejecutarse desde cualquier lugar.

Cortana nació como un asistente para Windows Phone expandiéndose a Windows 10, iOS y Android más tarde, sin embargo, al desaparecer este sistema operativo, pues Microsoft ya no le brindará más soporte, las operaciones de Cortana también están fuera de línea.

Cortana, como una habilidad

Sin embargo, luego de que Microsoft no considerara a Cortana como competencia para Alexa y Google Assistant, la compañía de Redmond ha decidido cambiar el enfoque de este asistente virtual, el cual podría estar relacionado con la reciente adquisición de Semantic Machines.

Una empresa que trabaja en desarrollar una tecnología de Inteligencia Artificial (IA) que haga realidad la computación conversacional para que un asistente digital de la talla de Cortana pueda entender además de los comandos, las conversaciones a nivel general.

En este sentido, Microsoft ha decidido trasladar todo el equipo de Cortana al equipo de Experiencias y Dispositivos, una acción que podría significar que pronto encontraremos a Cortana en productos como los audífonos Surface de Microsoft.

Un cambio anunciado

Pero, este cambio en Cortana no es algo nuevo, ya que a principios de año, Andrew Shuman, jefe de Cortana de Microsoft, describió que la compañía estaba proyectando una nueva visión sobre Cortana.

Una visión que plantea el hecho de mejorar la experiencia de Cortana en Microsoft 365 brindándole a los usuarios un asistente real que pueda “entender su calendario, su tareas, sus documentos de trabajo, su interfaz”.

Esto significa que Cortana será mucho más conversadora al responder las preguntas por voz o por texto, una mejora que poco a poco posicionará a Cortana más que un asistente, como una habilidad, ya que podrá ejecutarse en cualquier lugar y no solo en la computadora.

Un camino que podría mostrarnos una versión madura de Cortana capaz de brindar un soporte desde cualquier dispositivo, aunque por ahora se ocupa de aprender gracias al aprendizaje automático.