Foto: The Washington Post

El Secretario del Tesoro de EE.UU. ha dado su respaldo a la investigación antimonopolio contra los gigantes tecnológicos anunciada ayer por el Departamento de Justicia. En una entrevista con CNBC, Steve Mnuchin arremetió especialmente contra Amazon, al afirmar que el gigante del comercio electrónico había “destruido” la industria minorista de EE.UU.

Para respaldar su afirmación, el funcionario comparó a Amazon con Walmart, otra compañía que ha recibido fuertes críticas por presuntamente opacar a la competencia. Mnuchin dijo que, pese a estas denuncias, Walmart había creado un modelo de negocio que permitía a otras compañías pequeñas competir con ellos.

¿Mnuchin sabe lo que dice?

El secretario ha podido apreciar de cerca la manera en que la plataforma de comercio electrónico ha perjudicado a la industria minorista tradicional. Entre 2005 y 2016, un período donde se evidenció la debacle de las tiendas departamentales estadounidenses, Mnuchin perteneció a la junta directiva de Sears Holding, una reconocida firma minorista que aún está operativa. Evidentemente, el funcionario tiene una relación especial con Amazon.

Google Shopping se reinventa con nuevas funciones personalizadas

Además, no es extraño ver a un funcionario de la administración Trump criticando a Amazon. Durante mucho tiempo, el presidente de EE.UU. ha acusado a la compañía de Jeff Bezos de perjudicar a las empresas minoristas tradicionales del país, además de no pagar la cantidad suficiente de impuestos.

Hace un par de días, Trump también criticó al Washington Post, reconocido diario estadounidense, al asegurar que era propiedad de Amazon y que su cobertura negativa sobre lo que ocurre en la Casa Blanca es parte de una campaña de Fake News.

El sentimiento de Mnuchin hacia Amazon no marcará la diferencia en la investigación del Departamento de Justicia, sin embargo, sus comentarios son un reflejo de cómo la opinión sobre los gigantes tecnológicos ha cambiado radicalmente durante los últimos años. Básicamente, las autoridades temen que la situación antimonopolio que experimenta esta industria se les escape de las manos.

Más en TekCrispy