Hace unos días Instagram dio a conocer que había estado aplicando una medida que impedía a los usuarios saber cuántos “me gusta” estaba recibiendo el contenido publicado, con el fin de aportarle mayor a las fotos o videos por su calidad y no por la cantidad de reacciones que recibieran.

Ahora un equipo de investigadores de la Universidad de Sydney, en Australia, ha publicado un nuevo estudio en la revista Cyberpsychology, Behavior and Social Networking en el que estudian los factores que motivan a los internautas a usar las redes sociales y su relación con la frecuencia con la que lo hacen.

La frecuencia de uso no es un factor predictivo

No se encontró que la frecuencia de uso estuviera relacionada con la necesidad de aceptación, aunque sus funciones de publicar fotos y reaccionar con “me gusta” sí.

Entre marzo y septiembre de 2017 un total de 313 usuarios de la red social Instagram respondieron una encuesta conformada por 12 preguntas orientadas a indagar en los motivos por los que usaban Instagram, la frecuencia de uso y el apoyo social percibido en este. El 84.4 por ciento eran mujeres, 14.5 por ciento eran hombres, en su mayoría provenientes de Australia, seguidos por usuarios de Estados Unidos, Singapur, Inglaterra y Canadá, entre otros.

La mayoría de los usuarios señaló que ve y reacciona a publicaciones de Instagram diariamente o más, mientras que la frecuencia con la publicaban imágenes era menor. De hecho, el 47.3 por ciento de los participantes publicaron imágenes mensualmente o algunas veces al mes.

Haz seguimiento al tiempo que inviertes en ciertas apps con Desert Island

Descubrieron que el deseo de pertenecer era un factor predictivo positivo influyente en la frecuencia con que los individuos usaban Instagram, así como la percepción de apoyo social en general y de amigos y personas significativas.

Pero a pesar de ello, la frecuencia con que estos usaban la red social no sirvió como factor predictivo del apoyo social percibido. No se encontró una relación directa entre los motivos por los que los individuos usan Instagram y el apoyo social.

Los autores llegaron a la conclusión de que la frecuencia de visualización de publicaciones, las publicaciones con “me gusta” y publicaciones con imágenes predicen el deseo de pertenecer, pero no fue el caso de la frecuencia de su uso.

Brenda K. Wiederhold, una de las autoras, mencionó la famosa pirámide de las necesidades de Abraham Maslow, que plantea que el deseo de pertenecer es una de las cinco necesidades humanas innatas. Para ella, “comprender cómo Instagram y otros SNS basados ​​en imágenes pueden ayudar a las personas a cumplir con esta necesidad es importante ya que más de nuestras vidas se juegan en línea“.

Referencia:

Desire to Belong Affects Instagram Behavior and Perceived Social Support. https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/cyber.2018.0533

Más en TekCrispy