La fibrilación auricular es una enfermedad en la que los latidos de las aurículas, las cavidades superiores del corazón, se producen de manera descoordinada y desembocan en un ritmo cardíaco rápido e irregular. Se trata de uno de los tipos de arritmia cardíaca más comunes.

Cuando los impulsos eléctricos que dan lugar a los latidos del corazón se activan de manera desorganizada, las aurículas se estremecen. Esto puede llevar a la acumulación de sangre y formar coágulos que viajan a un vaso sanguíneo que conduzca al cerebro y causa un accidente cerebrovascular.

La fibrilación auricular está relacionada con daños en el corazón, aunque también puede ocurrir de forma aislada. Los más afectados suelen ser personas mayores, que sufran enfermedades cardíacas, obesidad, presión arterial alta, que consuman mucho alcohol o con antecedentes familiares.

Sin embargo, una investigación reciente publicada en American Heart Association Journal ha relevado que algunos deportistas son más propensos a presentar esta condición médica. Los autores encontraron que los ex jugadores de la National Football League son hasta seis veces más propensos a sufrir fibrilación auricular en comparación con los hombres de edad similar que no jugaban fútbol profesional.

Edad avanzada, mayor peso y raza blanca

El 5 por ciento del grupo de ex jugadores de fútbol americano sufría de fibrilación auricular, mientras que del grupo de control solo el 0.5 por ciento.

La investigación consistió en comparar a 460 ex jugadores de la National Football League con 925 hombres del Dallas Heart Study, un estudio cuyo objetivo principal era mejorar el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las enfermedades del corazón. Ambos grupos estaban conformados por individuos de mediana edad y aproximadamente la mitad de cada uno de ellos eran afroamericanos.

Encontraron que el 5 por ciento de los ex jugadores de la NFL tenían fibrilación auricular, mientras que del grupo de control solo el 0.5 por ciento. Entre los factores de riesgo, se encontró que quienes la padecían eran aquellos ex jugadores de edad avanzada, mayor peso y raza blanca. Todas estas características han sido reconocidas como factores de riesgo para desarrollar la enfermedad.

De hecho, su frecuencia cardíaca estando en reposo era más baja en comparación con el grupo de control. Conforme ocurría esto, la incidencia de fibrilación auricular era aún mayor. También se observó que los ex atletas tenían 8 veces más probabilidades de tener marcapasos en comparación con los sujetos del grupo de control.

Pero a pesar de ello, estos presentaron factores de riesgo en general más bajos para la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y presión arterial alta.

El entrenamiento de fuerza prolongado se relaciona con fibrilación auricular

Anteriormente se ha relacionado la práctica prolongada de deportes de resistencia, como los maratones, con un mayor riesgo de sufrir fibrilación auricular, pero según los autores este es el primero en relacionar un deporte de élite con ello.

Dermot Phelan, director del Sports Cardiology Center en la Clínica Cleveland en Cleveland, Ohio y autor principal de la investigación señala que esta fue de carácter observacional, por lo que por el momento solo se puede asegurar que existe una relación entre el entrenamiento de fuerza prolongado y la fibrilación auricular:

“Aunque el estudio fue observacional, lo que significa que identifica una relación pero no prueba causa y efecto, el entrenamiento de fuerza prolongado involucrado en el fútbol americano puede aumentar el tamaño de la cámara del corazón y el grosor de la pared, lo que puede alterar los ritmos cardíacos y las señales eléctricas en el corazón”.

Durante muchos años se ha resaltado el ejercicio cardiovascular, como caminar, correr y el entrenamiento de fuerza con pesas como métodos útiles para mantener un corazón y cuerpo en general sanos. Estos resultados podrían llevar a muchos a dudar de ello, sin embargo, tal como señala el autor, “este estudio no debe desalentar a las personas a ser físicamente activas. De leve a moderado el ejercicio reduce el riesgo de fibrilación auricular en la mayoría de las personas”.

Referencias:

Arrhythmias and Adaptations of the Cardiac Conduction System in Former National Football League Players. https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/JAHA.118.010401

Former NFL players may face higher risk of atrial fibrillation. https://newsroom.heart.org/news/former-nfl-players-may-face-higher-risk-of-atrial-fibrillation?preview=46d5