El aclamado actor holandés, Rutger Hauer, conocido por la famosa película de culto/ciencia ficción ‘Blade Runner’ (1982) falleció a sus 75 años, tras dar una ardua batalla contra una enfermedad terminal.

De acuerdo con un reporte del portal ‘Deadline’ y ‘Variety’, el actor falleció el pasado viernes 19 de julio en su poblado natal, en los Países Bajos; sin embargo, el entierro se llevará a cabo a lo largo del presente miércoles 24 de julio, junto a los familiares y amigos cercanos.

Cabe destacar que el intérprete participó en la primera producción cinematográfica de la obra de Riddley Scott, en su papel como el androide (‘Replicant’), Roy Batty, y líder de una facción anarquista en el clásico de los ochenta (adaptado de la novela de Philip K. Dick ‘Do Androids Dream of Electric Sheep‘)–conjuntamente al famoso Harrison Ford como el cazador ‘Blade Runner’.

A pesar de su exitoso rol como villano, Hauer logró un amplio reconocimiento con su interpretación como un borracho desamparado en el clásico de 1988 ‘The Legend of the Holy Drinker’ (del italiano Ermanno Olmi), lo cual le garantizó un galardón al mejor actor y un ‘Golden Lion’ durante el Festival de Cine de Venecia.

Una de sus puestas en escenas más cercanas a la última década se dio con su interpretación del ‘Cardinal Roark’ en el oscuro drama inspirado en el cómic de ‘Sin City’; así como con ‘Van Helsing’ en la adaptación de Dario Argento, ‘Dracula 3D’.

Aunque Hauer sobrepasó las barreras de la actuación, dedicándose en sus momentos libres a las labores caritativas –con la organización Greenpeace, asimismo con su propia ONG ‘Starfish Association’, enfocada en crear conciencia sobre la lucha contra el VIH. 

Más allá de sus exitosas producciones, sus incontables interpretaciones y participaciones en obras del medio artístico, al igual que su personaje más simbólico –quien luchó por un ideal de sociedad–, Hauer activó la conciencia que dormitaba en medio del caos y llevó a sus espectadores a “soñar con Ovejas Eléctricas”, tal como lo hubiera hecho su propio Roy Batty.