Un equipo de arqueólogos ha encontrado el barco náufrago mejor conservado que se haya encontrado en el fono del Mar Báltico, entre Suecia y Estonia, y data de la época de Cristóbal Colón y Vasco de Gama.

El barco conocido como Mary Celeste yacía a una profundidad de alrededor de 120 metros, específicamente a unas 100 millas al sureste de Estocolmo.

Se encontró en estado prácticamente prístino, y los investigadores han asegurado que alrededor del 99 por ciento de la nave está intacta, con mástiles aun erguidos y dos cañones giratorios en posición de disparo.

De hecho, aún cuenta con un pequeño bote en la cubierta, al igual que el cabrestante de madera, así como también con una bomba de sentina, el bauprés y la popa decorada, que se mantienen en perfecto estado.

De modo que a pesar de haberse hundido hace aproximadamente 500 o 600 años, su aspecto es “como si se hubiera hundido ayer”, según una declaración de Rodrigo Pacheco-Ruiz, un arqueólogo marítimo de la compañía sueca de estudios en alta mar, MMT.

La historia del naufragio

La historia del barco del Mar Báltico es  un misterio. Probablemente fuera propiedad de un comerciante sueco o danés y haya sido construido probablemente a principios del siglo XVI.

A pesar de condición casi impecable, el castillo de popa del barco de 16 metros de largo estaba destruido, y la razón sigue inquietando a los investigadores. El hecho de que  sus armas estuvieran en posición de ataque les ha hecho manejar la hipótesis de que su naufragio tiene origen en una batalla naval.

Por la fecha de la que data, puede estimarse que la batalla en la que se hundió correspondiera a una de la guerra de independencia de Suecia, un conflicto entre el país  sus gobernantes daneses ocurrido entre 1521 y 1523. Aunque también asoman la posibilidad de que naufragara durante la guerra ruso-sueca de 1554-1557.

El barco es similar a los de Cristóbal Colón

El barco exhibe un diseño mucho más diseño del norte de Europa más que del sur de Europa. De hecho, los arqueólogos lo relacionan con los dos barcos más pequeños de Colón: la Pinta y la Niña, con los que navegó junto con la Santa María para descubrir América en 1492, pues el diseño de los anclajes, los mástiles y el aparejo son muy parecidos.

“Este barco es contemporáneo a los tiempos de Cristóbal Colón y Leonardo Da Vinci, sin embargo, demuestra un notable nivel de conservación después de quinientos años en el fondo del mar. Está muy bien conservado debido a las aguas frías y ligeramente saladas del Mar Báltico”.

Ahora bien, su impresionante nivel de conservación a pesar de ser tan viejo se ha atribuido a que en esa parte del Mar Báltico los niveles muy bajos de oxígeno cerca del fondo marino son considerablemente bajos.

Ante la falta de oxígeno, había menos probabilidad de que los microorganismos hicieran de las suyas alimentándose y descomponiendo la madera de la embarcación.

Referencia:

Pristine Renaissance shipwreck discovered in Baltic Sea. https://www.southampton.ac.uk/news/2019/07/unknown-ship.page