Las vacaciones de verano son normalmente una época de probar nuevas experiencias para los adolescentes. El primer amor, su primer beso y otras primeras veces no tan inocentes como probar el alcohol y las drogas ilícitas o recreacionales.

Desde junio hasta agosto, más personas prueban por primera vez drogas como LSD, marihuana, éxtasis o Molly, y cocaína. Un grupo de investigadores analizó la información recabada de más de 394 mil estadounidenses a partir de 12 años que completaron una encuesta entre 2011 y 2017. De acuerdo con el estudio, al menos 34% de los participantes consumió LSD durante la temporada de verano, mientras que las personas que consumieron éxtasis, marihuana o cocaína en vacaciones alcanzó el 30%, en comparación con el 25% que probó estas drogas durante las otras tres estaciones del año.

Para 2017, más de 3 millones de personas consumieron LSD, éxtasis, cocaína o marihuana por primera vez, de acuerdo con cifras de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de los Estados Unidos.

¿La luna llena realmente provoca comportamientos extraños?

¿Por qué verano y no otras estaciones?

La temporada de musicales de verano suele ser una de las mayores en las que las personas consumen drogas por primera vez.

Si bien las personas que consumen drogas ilícitas o recreacionales lo hacen durante todo el año, aquellos quienes las prueban por primera vez lo hacen durante el verano por la cantidad de tiempo libre que tienen. Esto de acuerdo a la opinión de los investigadores, quienes han presentado la hipótesis de que ciertas actividades sociales que son al aire libre, como los festivales de música que ocurren durante todo el verano, aumenta las probabilidades de que una persona se encuentre más dispuesta a probarlas ante tanta exposición.

¿Podemos controlar el efecto de las emociones de otros sobre nosotros?

Para los investigadores requiere especial atención la educación con respecto a las drogas que los padres y maestros aplican sobre los jóvenes, pues, si bien se preocupan por alejarlos de consumir sustancias estupefacientes durante todo el año escolar, se requiere de un mayor refuerzo antes y durante los meses de verano. Joseph J. Palamar, MPH y PhD, expresa esta idea de la siguiente manera:

“Los padres y educadores que están preocupados por sus hijos necesitan educarlos durante todo el año sobre los potenciales riesgos asociados al uso de drogas, pero se necesita especial énfasis antes o durante los meses de verano cuando las tasas de iniciación crecen”.

Enseñar a los hijos a dar parece ser una buena lección financiera

Una buena campaña de educación es ideal para prevenir a los jóvenes

De acuerdo con Palamar, se debe educar a los potenciales consumidores sobre las drogas que van a consumir y sobre sus efectos secundarios. Además, recomienda que, si se va a consumir alguna droga por primera vez, siempre sea en compañía de amigos de confianza, beber suficiente líquido y descansar para evitar deshidratarse o tener golpes de calor.

Palamar recomienda que, de probar drogas por primera vez, se haga en compañía de amigos de confianza, hidratarse y educarse antes sobre los posibles efectos secundarios.

Para añadir más contexto, Palamar resaltó que las personas que prueban drogas por primera vez desconocen por lo general cuáles podrían ser sus reacciones y posibles efectos secundarios. Por ello recalca la importancia de educarse al respecto, dado que no todas las personas responden igual ante ciertas drogas, pues, si bien para algunos el resultado puede ser bastante recreacional, para otros puede resultar una auténtica pesadilla.

Los investigadores consideran que se requieren más investigaciones que ayuden a identificar las razones por las cuales los jóvenes escogen el verano para experimentar por drogas, más allá de que es una época de esparcimiento, ocio y diversión.

Referencia: People are more likely to try drugs for the first time during the summer: https://www.eurekalert.org/pub_releases/2019-07/nlh-pam071919.php

Más en TekCrispy