Hace 40 años, Ridley Scott estrenó una película que llevó el terror más allá de nuestras fronteras: el espacio. ‘Alien’ aterrorizaría a todos con su misterio y poco control de no estar en nuestro mundo, además de que “nadie puede oírte gritar en el espacio”. Hallarse en el medio de la nada, sin esperanzas de rescate y ante una invasión inminente de seres extraterrestres, ¿quién podrá salvarte de eso si no tú mismo?

Para la época, ‘Alien’ dejó atrás la imagen de “damisela en peligro” que existía en el cine hasta el momento con la presentación de la heroína sin capa Ellen Ripley, interpretada por Sigourney Weaver. Ripley es de las pocas mujeres que existen en la tripulación de la nave Nostromo y es la que logra sobrevivir –por varias películas– a los alienígenas que tratan de acabar con los humanos. De esta manera cambió para siempre el papel de la mujer en las películas de terror.

'Alien' regresa al cine por su cumpleaños número 40

Sigourney Weaver, la heroína que por poco no lo fue

Era la década de los setenta. El mundo del cine aún tenía la resaca del alunizaje del Apolo 11 en 1969, buscando probar con diferentes ideas con narrativa espacial y vaya que no defraudaron. Solo con hablar de ‘Star Wars’ podemos saber el éxito que significó llevar a las nuevas generaciones a una galaxia muy muy lejana. Pero como ocurre siempre con en la saga de George Lucas y en la ciencia ficción –y como todo en la vida–, todo lado bueno tiene su lado oscuro. Ridley Scott sabía que había que aprovechar esos “qué sucedería si…” del espacio para revolucionar el mundo del terror.

En esa búsqueda de respuestas a una posible invasión alienígena, Scott comenzó a idearse una espeluznante idea: una tripulación en el medio del espacio pierde comunicación y sale a explorar un planeta desconocido, pero uno de los miembros se vuelve el huésped de un terrible ser extraterrestre que termina por asesinar a la mayoría de la tripulación.

Firma legal de los Papeles de Panamá demanda a Netflix por 'The Laundromat'

Desde la llegada del hombre a la Luna, parecía que la ilusión de ser un astronauta solo estaba reservada para los hombres. ¿Una mujer en el espacio? ¿Es eso posible? Pues, aunque aún no hemos visto a ninguna mujer haciendo una caminata espacial, Ridley Scott planteó la posibilidad hace 40 años, pero no fue una idea completamente de su autoría.

El guion de ‘Alien’ está escrito por Dan O’Bannon y Ronald Shusett, cuando ambos presentaron la idea a Fox de una historia de puros hombres a bordo de una nave espacial, el entonces director de Fox, Alan Ladd propuso la idea de hacerlo más interesante, haciendo que el personaje de Ripley fuese una mujer. A Ridley Scott le gustó la idea de hacernos pensar que, colocando una mujer en peligro en pantalla, era la damisela en peligro, pero al final resulta ser su propia salvadora, sin esperar por un hombre que la rescatara.

Originalmente, el papel de Ripley estaba pensado para Meryl Streep, pero por razones personales terminaron ofreciéndole el papel a Sigourney Weaver, quien se apropió del personaje de manera increíble.

Ya estaba la idea del personaje y la vuelta de la historia hacia el final, faltaba una actriz lo suficientemente fuerte que la interpretara. Fue ahí cuando el nombre de Meryl Streep sonó entre las posibles actrices que interpretarían a Ripley, sin embargo, Streep estaba pasando por un momento personal bastante complicado, pues su entonces novio, el actor John Cazale, había fallecido por un cáncer, de manera que una película tan perturbadora no era lo que estaba precisamente entre sus planes.

'Alien' regresa al cine por su cumpleaños número 40

Así, llegaron a Sigourney Weaver quien, sin duda alguna, hizo el personaje tan suyo que ver su cara hoy, 40 años después, es asociarla automáticamente a ‘Alien’ –y también a ‘Ghostbusters’, pero ‘Alien’ estuvo primero–. Fue la rudeza y la simpleza de Weaver la que le dio el carácter a este personaje que motivó la aparición de más mujeres como heroínas de su propia historia en el cine.

Las mujeres también pueden ser sus propias heroínas

No es como que en el cine no existieran personajes femeninos lo suficientemente fuertes para volverse iconos feministas. Tomemos por ejemplo a Laurie Strode de ‘Halloween’ (1978), interpretada por Jamie Lee Curtis –quien también a 40 años del slasher más famoso del cine regresa a encargarse personalmente de Michael Myers–, e incluso a Leia Organa en ‘Star Wars’, interpretada por la gran Carrie Fisher. Sin embargo, estas eran más excepciones que la norma en un mar de estrenos liderados por grandes y fuertes figuras masculinas.

Gracias al papel de Weaver como Ripley en ‘Alien’ tenemos joyas en el cine como la interpretación de Uma Thurman como La novia en ‘Kill Bill 1 y 2’.

Es gracias al trabajo de Weaver como Ripley que tenemos actualmente a heroínas favoritas como Uma Thurman como La novia en ‘Kill Bill 1 y 2’, a Sarah Michelle Gellar como ‘Buffy la cazavampiros’ o a Angelina Jolie en, bueno, prácticamente todos sus roles. Además, cabe mencionar también el rol que han tenido las recientes historias de superheroínas como Mujer Maravilla, Black Widow o Capitana Marvel en el discurso de girl power que existe actualmente en el cine.

Pero volviendo al género de terror, aunque tenemos iconos como una Elle Ripley, una Laurie Strode o una Buffy, siguen faltando más personajes como estos que si bien son las víctimas en principio, pueden convertirse en las salvadoras de su propia historia.

Más en TekCrispy