Un nuevo análisis revela que más del 90% de los sitios de pornografía comparten de los datos de los usuarios con terceros, incluyendo empresas como Google y Facebook.

El rastreo web o tracking es una técnica que le permite a terceros acceder sin autorización alguna al contenido que visitas en la web a través de las cookies de la página, e inclusive si navegas en una pestaña privada.

Google y Facebook conocen tu búsqueda

El estudio realizado por la investigadora de Microsoft, Elena Maris, Tin Libert profesor de ciencias computacionales en la Universidad de Carnegie Mellon y Jennifer Henrichsen candidata a doctorado en la Universidad de Pennsylvania encontró que 22.484 de los sitios web analizados comparten información privada con terceros.

Una cifra que representa el 93% de las páginas analizadas y que revela que estas páginas realizan un rastreo clasificado como ‘endémico’ planteando un ‘riesgos de seguridad y privacidad a gran escala’.

Millones de datos filtrados

Después de analizar 378 URL de los 22,484 sitios, los investigadores encontraron que casi el 45% de las direcciones consultadas mostraron datos delicados, como la orientación y preferencia sexual de los usuarios.

Evacúan edificios de Facebook tras detectarse químico sarín en un paquete de correo

Como datos curioso, la fuente señala que las páginas web de estos sitios de pornografía enviaban los datos de los usuarios a siete dominios diferentes, 230 empresas y servicios diferentes.

Además de ello, el informe revela que Google rastreó el 74% de los sitios, mientras que Oracle rastreo un 24% y Facebook un 10%, sin embargo, existe un rastreador específico llamado Exoclick que rastreaba el 40% de los sitios.

17% de sitios encriptados

Por si fuera poco, los investigadores señalan que además de compartir los datos de forma involuntaria con terceros, los usuarios que navegan por páginas pornograficas corren el riesgo de que sus datos personales sean expuestos.

Ya que solo el 17% de los sitios pornográficos cuentan con un sistema de encriptación, mientras que el resto permite que cualquier usuario pueda acceder al contenido de las cookies.

Más en TekCrispy