Un nuevo informe revela que la inteligencia artificial (IA), computación cuántica y la red 5G podrían ser un factor que contribuya con la ciberdelincuencia en un futuro sino se controla.

Con el pasar del tiempo, estas tecnologías conocidas como emergentes nos han estado proporcionando diversas novedades que contribuyen a obtener mejores resultados a nivel de procesamiento y rendimiento.

IA, computación cuántica y la red 5G, tecnologías peligrosas

Ya hemos visto cómo las diferentes empresas tecnológicas han estado mejorando e implementando este tipo de tecnologías que no sólo llegan para ofrecernos mejores prestaciones a nivel de procesamiento como las cámaras con IA o la computación cuántica, una mayor velocidad de navegación como la red 5G.

Sin embargo, este nuevo informe titulado “Los criminales sueñan con las ovejas eléctricas: cómo la tecnología da forma al futuro del crimen y la aplicación de la ley ” se encarga de evaluar todas las posibles consecuencias que podrían generar estas tecnologías en la ciberdelincuencia.

¿Tecnología peligrosa?

Como toda tecnología la IA, la computación cuántica y la red 5G pueden ser utilizadas no solo para mejorar ciertas características o funcionalidades en pro de ofrecer mejores resultados, sino que también podrían ser utilizadas por usuarios maliciosos o piratas informáticos para reformular “nuevos vectores de ataque” y realizar actividades malintencionadas.

De acuerdo con la fuente, tanto la Ia como la red 5G podrían mejorar de forma significativa los ataques de phishing, las falsificaciones profundas y la desinformación, e incluso el informe advierte que “ya se ha informado que los delincuentes usaron audio en falso imitadores de los jefes ejecutivos en un intento de defraudar a las organizaciones”.

En cuanto a la computación cuántica el informe sugiere que los ciberdelincuentes con una computadora cuántica podrían utilizar esta tecnología para “descifrar el cifrado de las máquinas” rompiendo los estándares actuales de seguridad y organizando ciberataques más sofisticados.

Otros aspectos 

Finalmente, el informe destaca que el Internet de las cosas (IoT) podría ser otro factor vulnerable que los ciberdelincuentes podrían explotar esta tecnología y recopilar datos personales, comprometer credenciales e incluso valerse de esta tecnología para espiar a personas u organizaciones.

Pero, no todo es malo, pues el informe también señala las posibles implementaciones de estas tecnologías emergentes en el beneficio de las fuerzas del orden público contra el crimen y el terrorismo.