Foto: Toyota

Toyota es uno de los principales colaboradores del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 para garantizar que el máximo evento deportivo del mundo se desarrolle de la mejor forma posible. La mejor manera de lograrlo será a través de un coche eléctrico futurista, cuyo diseño es similar al de un carrito de golf.

El nombre del vehículo es Accessible People Mover (APM), y su función es servir de transporte ecológico en todas las instalaciones deportivas del evento. A juzgar por las imágenes, Toyota decidió apostar por un diseño minimalista similar al de un autobús urbano que integra un gran parabrisas para facilitar que los pasajeros no se pierdan ni un detalle del camino alrededor de la ciudad de Tokio.

Una alternativa de movilidad “limpia”

A través de un comunicado de prensa, Toyota reveló sus planes de fabricar 200 unidades del APM, las cuales se lanzarán en dos versiones. El modelo básico tendrá espacio para el conductor y hasta cinco pasajeros o, también podrá trasladar al conductor, una persona en silla de ruedas y dos pasajeros. Este modelo accesible será el que se usará para trasladar a los atletas, el personal de los juegos y a los turistas.

¿Son los coches autónomos una amenaza para la industria aérea?

El segundo modelo de APM es básicamente una ambulancia, ya que integra una cabina con una camilla y espacio para dos paramédicos. Evidentemente, este modelo no será de uso regular, y salvo algunos casos, únicamente se utilizará para emergencias.

La velocidad máxima que alcanzarán estos coches será de 17 kilómetros por hora, mientras que tendrá un alcance de hasta 100 kilómetros con una sola carga. Esto se traduce en casi cinco horas y media sin cargar el coche. De momento, Toyota no ha revelado los planes para el APM una vez que los juegos finalicen, sin embargo, podría ser una alternativa de movilidad para el turismo de algunos países, por lo que no sería extraño ver a algunos gobiernos estableciendo acuerdos con la compañía para el uso de estos vehículos.

Más en TekCrispy