LetsGoDigital

Durante una década, los smartphones con forma rígida han formado parte de nuestras vidas. Sin embargo, en 2019, hemos sido testigos de la llegada de una nueva tendencia para el sector de los móviles: la tecnología plegable. Básicamente, el objetivo es crear una pantalla móvil lo más grande posible, al mejor estilo de una tableta, que pueda doblarse para transportarla con mayor comodidad.

Este año, fuimos testigos de la llegada de los primeros dos grandes dispositivos de este nuevo mercado: el Galaxy Fold y el Huawei Mate X 5G. A pesar de que ambos tienen la misma finalidad, el enfoque es distinto para cada uno de ellos.

Por ejemplo, el Galaxy Fold cuenta con dos pantallas, una pequeña en el exterior y una pantalla plegable de mayor tamaño donde se esconde el mecanismo de doblado. En el caso del Mate X, la pantalla que se dobla se ubica en el exterior del móvil, bajo un diseño apodado “ala de halcón”.

Debido a la temprana presentación de ambos dispositivos, su lanzamiento fue anunciado para una fecha posterior. Para cuando su lanzamiento se haga oficial, otras compañías seguramente ya compitan directamente dentro de este sector. Sony es una de ellas.

Sony tiene una nueva tecnología bajo la manga

Una patente recientemente descubierta por el sitio web alemán, LetsGoDigital, ha revelado que la compañía trabaja en un smartphone con tres sensores de nueva generación. El documento describe un sensor de temperatura, un sensor de aceleración y uno de presión. Este último sería el encargado de detectar la fuerza que el usuario aplique sobre la pantalla, algo similar a la tecnología de toque en 3D que tienen algunos iPhones, que permite acceder a opciones diferentes dependiendo de la manera en que se haga presión en la pantalla.

MediaTek presenta su primer chipset 5G para smartphones de alta gama

El sensor de temperatura tendría la capacidad de medir la temperatura de los usuarios a partir de los toques de la pantalla. Aunque la patente no revela mayor información sobre este sensor, probablemente sus aplicaciones tengan que ver con el estado físico y la salud. En el caso del acelerómetro, este componente es común en la mayoría de los smartphones actuales, y se usa para hacer seguimiento de la orientación del equipo.

Con respecto a la disposición de la pantalla, la patente revela que la misma estará dispuesta para plegarse hacia el exterior, muy similar a lo que ocurre con el Mate X. Aunque no se revelan cuáles serán los componentes del dispositivo, el documento asegura que integrará elementos de gama alta.

Más en TekCrispy