Desde hace unos días, se ha hecho viral una aplicación de origen ruso llamada FaceApp que con solo una foto puede añadir una ‘sonrisa hermosa’ a una foto, cambiar de género, hacerte lucir más joven o más viejo.

FaceApp no es una aplicación nueva, pues su nacimiento se remonta al 2017, sin embargo, durante las últimas semanas el filtro que te hace ‘lucir más viejo’ ha estado dando de qué hablar debido a la rápida popularidad que ha adquirido.

¿FaceApp comparte nuestros datos?

Muchas son las celebridades y artistas de diferentes medios, entre ellos políticos, cantantes, futbolistas y más han probado la potencia de esta aplicación que se vale de la tecnología de redes neuronales para dar resultado de rostro envejecido.

Sin embargo, esta popularidad no hace que olvidemos que muchas apps, como Facebook, comprometen nuestros datos por lo que quizás siempre se nos viene a la mente la interrogante de  ¿estará violando nuestra privacidad?

Ante esta duda, la fuente nos plantea que la aplicación al momento de analizar una imagen nos pide que seleccionemos desde la aplicación de fotos o la cámara la imagen que deseamos envejecer.

Almacenamiento en la nube

Una acción que para la fuente pudiera significar que nuestros datos están protegidos, pues para que la aplicación funcione nosotros mismos debemos proporcionarle una imagen en específico.

Sin embargo, resulta un poco desconcertante que la aplicación llame a esta API de fotos, incluso cuando el usuario ha establecido una configuración de acceso a la galería de fotos en ‘Nunca’.

Además de ello, la fuente destaca que FaceApp procesa la imagen desde la nube una información que no es expuesta al público y que también nos hace preguntarnos si la compañía conserva estas fotos luego de concluir el proceso.

¿Qué dice FaceApp?

Según menciona la fuente, la aplicación señala que puede recopilar cierto contenido del usuario, como fotos y otros materiales que se publiquen a través del servicio, sin contar con que además realiza un “monitoreo” de la actividad del usuario, es decir, las páginas web que visita, ubicación y recopila “metadatos” sobre cómo interactúa el usuario con el servicio.

Esto nos puede parecer muy grave, pero según señala FaceApp en su aviso de privacidad estos datos no son intercambiados con terceros “No alquilaremos ni venderemos su información a terceros fuera de FaceApp”.

Pero, esto está por verse pues como sabemos al tener origen en Rusia, el internet se maneja de manera diferente.